10.11.07

El minotauro


Hoy les hablare de aquel hibrido entre el toro y el hombre El minotauro cuyo mito ha causado una gran fascinación, incluso hoy en día. Propiamente llamado Asterión por los cretenses, era conocido en Atenas como el minotauro, que significa el toro de Minos. Para conocer bien su linaje me remontare hasta Europa.
Europa era una mujer fenicia , de la cual se enamoro Zeus, y un día se presento ante ella bajo la forma de un majestuoso toro blanco , Europa al ver que este toro era manso, se monto en el, Zeus entonces aprovecho y cruzo el mar con ella hasta la isla de Creta donde le revelo su identidad y la sedujo (o violo), Zeus le dio tres regalos: el autómata Talos, Laelaps, el perro que siempre atrapaba a su presa y una jabalina que jamás erraba, además de que aconsejo a Asterión rey de Creta (este es otro Asterión) para que tomara a Europa como su reina. (En honor a la forma que adopto Zeus en esta aventura, el soberano de los Dioses creo la constelación de Tauro)
Rembrandt: La abducción de Europa
Asterion no tuvo descendencia propia con Europa, pero adopto como suyos a los hijos que ella tuvo con Zeus: Minos, Radamantis y Sarpedón. Al morir Asterión y quedar vacante el trono de Creta , Minos reclamo tener derecho a el por encima de sus hermanos, alegando que era esta la voluntad divina, y le pido ayuda a Poseidón, quien decidió mandar un toro blanco que debería ser sacrificado en su honor, como muestra del reconocimiento divino.Los hermanos de Minos renunciaron entonces, sin embargo Minos asombrado por tan prodigiosa bestia, de tan nobles aspecto y forma, decidió quedársela para el y en su lugar sacrifico un bestia menos esplendida de su propio rebaño, Poseidón encolerizado infundo en la esposa de Minos ,Pasífae una pasión irracional por aquel toro, quien tras varios intentos fallidos de seducción acudió con Dédalo, el más hábil técnico de toda la Grecia mitológica, quien construyo una vaca de madera hueca , cubierta con cuero de vaca en la que se introdujo Pasífae para ver al fin colmada su pasión.
Por otro lado Poseidón también había infundado una gran ferocidad en aquel toro salido de las espumas del mar, que hizo estragos hasta que Euristeo rey de Tirinto le encargo a Heracles capturar vivo al toro de Creta (este es uno de los doce celebres trabajos de Heracles) a fin de llevarlo a su Palacio Real, Heracles confronto y venció a la fiera, a la que obligo a doblar la cerviz ante el y envolvió en una gran red y cargo sobre sus fuertes hombros, cruzo el mar y llevo ante Euristeo, quien trataría de ofrecer el toro en sacrificio a la Diosa Era, pero esta lo rechazo debido a su carácter violento, fue pues dejado en libertad y marcho a la llanura de Maratón donde causo destrozos.
Pasifae concibo como fruto de sus relaciones con aquel toro, al minotauro, un ser humano con cabeza de Toro, Minos para resguardar su honor encargo a Dedalo construir un Laberinto en el que fueron encerrados tanto el minotauro como Dedalo, este ultimo escapo gracias a unas alas que construyó, huyo de esta forma de Creta junto a su hijo Icaro.





Es hora de hablar de Teseo, héroe mitológico hijo de Etra y Poseidon/ del rey Egeo (ejem verán Poseidon se unió a Etra la misma noche que Egeo, Teseo es en realidad hijo de Poseidon, pero Egeo no lo supo).El rey Egeo, por temor a los Palántidas, (los 50 hijos de su hermano Palante) decidió que Teseo no pasara su infancia con el, sino en la ciudad de Trecén, fue hasta cumplidos los 16 años que Teseo supo la verdad y partió hacia Atenas, limpiando de paso los caminos de delincuentes y posteriormente venciendo a los Palántidas.
Llego el momento de que el tercer grupo de vírgenes partiera al horripilante laberinto del minotauro, Teseo, en la corte de su padre (ejem, el rey Egeo) se entero del degradante tributo que Atenas le rendía a Creta decidió, que el debería de formar parte de los jóvenes que marcharían al laberinto del Minotauro, a fin de confrontarlo y darle fin a tan grande horror. No hubo razones que hicieran desistir a Teseo.
El rey Egeo, le entrego dos velas a Teseo para su navío: una negra y la otra blanca haciéndole prometer que si Teseo regresaba victorioso el piloto del barco izaría la vela blanca, en caso de morir Teseo, el barco regresaría con la vela negra y el rey Egeo esperaría todos los días desde la torre más alta de su castillo mirando al horizonte, en busca de aquel barco cuyo escrutinio del color de sus velas le haría saber cuanto antes si debería de llorar o estallar de gozo.
Teseo partió a Creta junto con el grupo destinando a ser alimento para el minotauro. Allí conoció a la princesa Ariadna, quien se enamoro del apuesto Teseo, al grado de que su corazón se lleno de una aflicción muy grande al saber que Teseo podría morir en la intrincada residencia del Minotauro. Estando a solas con Teseo la hermosa princesa le dijo a Teseo cuanta tristeza le ocasionaba saber su situación y le ofreció su ayuda. Teseo respondió solemnemente que estaba allí para salvar a Atenas de una grave deshonra. La princesa le prometió que en la mañana siguiente le entregaría un puñal envenenado ante el que el Minotauro cedería de un solo golpe y un ovillo que Teseo desenredaría conforme avanzara dentro del laberinto, y que le ayudaría a encontrar su camino de regreso. Teseo conmovido le prometió a Ariadna que una vez venciera al Minotauro, se la llevaría a su patria donde la haría su esposa. Al día siguiente Ariadna entrego el ovillo y la espada de Teseo antes de que los 14 jóvenes ingresaran al laberinto, tras varias horas, el grupo se encontró con el monstruo, que apenas se iba a lanzar sobre Teseo, quien encabezaba el grupo, cuando este le asesto un golpe que termino con la vida del minotauro.


Siguiendo el hilo encontraron la salida, Teseo tomo a Ariadna y partieron en el barco de Teseo con rumbo a Atenas, sin embargo una fuerte tormenta los sorprendió y una fuerte oleada los empujo hasta la isla de Naxos, todos bajaron a tierra a esperar que cesara la tormenta, Ariadna cansada cayo en un profundo sueño, cuando despertó horas después vio con tristeza que no se encontraba la nave de Teseo, había sido abandonada en una isla desierta.
La desdichada princesa pasó largos días llorando en esa isla, sin alimentos ni esperanzas, hasta caer rendida en la arena, así fue como la encontró el Dios Dionisio que surcaba e mar en un barco pirata, y decidió convertir a la princesa en su esposa.

El por qué del comportamiento de Teseo, no esta muy claro, su nave pudo haber sido empujada por un viento traicionero, pudo no haber querido unirse a una mujer a la que le debía la vida, pudo haberla olvidado simplemente, pudo haber sido por ordenes de Dionisio…
Teseo con la emoción de haber logrado una hazaña tan grande olvido cambiar de velas su barco y regreso a su reino con la vela negra en lo alto, su padre al ver desde la torre de su palacio esto, presa de la desesperación de la supuesta muerte de su hijo, se lanzo al mar, que debido a este acontecimiento lleva su nombre: el Mar Egeo.
Teseo pues al regresar victorioso a la corte para anunciar su triunfo no encontró más que llantos y consternación.



Sebastiano Ricci Baco y Ariadna


Y bueno vale la pena hablar de unas notitas que me deje para el final, el rey Minos, a pesar de lo que se podría pensar, gobernó de una manera muy justa, una leyenda nos habla de que cada nueve años se reunía con Zeus quien le daba instrucciones, al morir, se convirtió en uno de los tres jueces de las almas de los muertos junto con Éaco y Radamantis, famosos por su rectitud y sentido de justicia, esto hace pensar a muchos en la existencia de dos Minos, el sabio gobernante, que llego a ser juez de los muertos y Minos, nieto del otro, quien busco apoderarse del toro surgido del mar y persiguió a Dédalo entre otras aventuras.
Y es que la falta que cometió Minos, es la más grave de todas el cometió hybris: se quiso apoderar de un regalo divino, trasgredió los limites sagrados, el minotauro es la materialización de un ser que transgredió los limites, es humano, es animal y es en parte divino, pues su padre es aquel toro surgido por obra de Poseidón, estos limites no se rompen, el minotauro estaba destinado a morir, por ser una aberración.



Como detalle final


Les dejo unos links muuuy buenos:


En el centro del laberinto:
la hybris y el Minotauro


Muy bueno habla sobre el mito del minotauro desde el concepto de hybris y el laberinto como representación del camino más largo dentro de los limites de lo humano, al final del cual esta la muerte.


Blade Runner
o la lucha de Teseo contra el Minotauro


Semejanzas entre la historia de Teseo y blade runner.




Y claro, Borges con su obsesión por los laberintos , evidentemente tendria que haberle dedicado un cuento al Minotauro y lo hizo genialmente , se Titula la casa de Asterión y se los copipego a continuación:


La casa de Asterión, de Jorge Luis Borges
Sé que me acusan de soberbia, y tal vez de misantropía, y tal vez de locura. Tales acusaciones (que yo castigaré a su debido tiempo) son irrisorias. Es verdad que no salgo de mi casa, pero también es verdad que sus puertas (cuyo número es infinito (1) están abiertas día y noche a los hombres y también a los animales. Que entre el que quiera. No hallará pompas mujeriles aquí ni el bizarro aparato de los palacios, pero sí la quietud y la soledad. Asimismo hallará una casa como no hay otra en la faz de la Tierra. (Mienten los que declaran que en Egipto hay una parecida.) Hasta mis detractores admiten que no hay un solo mueble en la casa. Otra especie ridícula es que yo, Asterión, soy un prisionero. ¿Repetiré que no hay una puerta cerrada, añadiré que no hay una cerradura? Por lo demás, algún atardecer he pisado la calle; si antes de la noche volví, lo hice por el temor que me infundieron las caras de la plebe, caras descoloridas y aplanadas, como la mano abierta. Ya se había puesto el Sol, pero el desvalido llanto de un niño y las toscas plegarias de la grey dijeron que me habían reconocido. La gente oraba, huía, se prosternaba; unos se encaramaban al estilóbato del templo de las Hachas, otros juntaban piedras. Alguno, creo, se ocultó bajo el mar. No en vano fue una reina mi madre; no puedo confundirme con el vulgo, aunque mi modestia lo quiera.

El hecho es que soy único. no me interesa lo que un hombre pueda transmitir a otros hombres; como el filósofo, pienso que nada es comunicable por el arte de la escritura. Las enojosas y triviales minucias no tienen cabida en mi espíritu, que está capacitado para lo grande; jamás he retenido la diferencia entre una letra y otra. Cierta impaciencia generosa no ha consentido que yo aprendiera a leer. A veces lo deploro, porque las noches y los días son largos.

Claro que no me faltan distracciones. Semejante al carnero que va a embestir, corro por las galerías de piedra hasta rodar al suelo, mareado. Me agazapo a la sombra de un aljibe o a la vuelta de un corredor y juego a que me buscan. Hay azoteas desde las que me dejo caer, hasta ensangrentarme. A cualquier hora puedo jugar a estar dormido, con los ojos cerrados y la respiración poderosa. ( A veces me duermo realmente, a veces ha cambiado el color del día cuando he abierto los ojos.) Pero de tantos juegos el que prefiero es el del otro Asterión. Finjo que viene a visitarme y que yo le muestro la casa. Con grandes reverencias le digo: Ahora volvemos a la encrucijada anterior o Ahora desembocamos en otro patio o Bien decía yo que te gustaría la canaleta o Ahora verás una cisterna que se llenó de arena o Ya verás cómo el sótano se bifurca. A veces me equivoco y nos reímos buenamente los dos.

No sólo he imaginado esos juegos; también he meditado sobre la casa. Todas las partes de la casa están muchas veces, cualquier lugar es otro lugar. No hay un aljibe, un patio, un abrevadero, un pesebre; son catorce [son infinitos] los pesebres, abrevaderos, patios, aljibes. La casa es del tamaño del mundo; mejor dicho, es el mundo. Sin embargo, a fuerza de fatigar patios con un aljibe y polvorientas galerías de piedra gris he alcanzado la calle y he visto el templo de las Hachas y el mar. Esto no lo entendí hasta que una visión de la noche me reveló que también son catorce [son infinitos] los mares y los templos. Todo está muchas veces, catorce veces, pero dos cosas hay en el mundo que parecen estar una sola vez: arriba, el intrincado Sol; abajo, Asterión. Quizá yo he creado las estrellas y el Sol y la enorme casa, pero ya no me acuerdo.

Cada nueve años entran en la casa nueve hombres para que yo los libere de todo mal. Oigo sus pasos o su voz en el fondo de las galerías de piedra y corro alegremente a buscarlos. La ceremonia dura pocos minutos. Uno tras otro caen sin que yo me ensangriente las manos. Donde cayeron, quedan, y los cadáveres ayudan a distinguir una galería de las otras. Ignoro quiénes son, pero sé que uno de ellos profetizó, en la hora de su muerte, que alguna vez llegaría mi redentor. Desde entonces no me duele la soledad, porque sé que vive mi redentor y al fin se levantará sobre el polvo. Si mi oído alcanzara todos los rumores del mundo, yo percibiría sus pasos. Ojalá que me lleve a un lugar con menos galerías y menos puertas. ¿Cómo será mi redentor?, me pregunto. ¿Será un toro o un hombre? ¿Será tal vez un toro con cara de hombre? ¿O será como yo?



El Sol de la mañana reverberó en la espada de bronce. Ya no quedaba un vestigio de sangre.

- ¿Lo creerás, Ariadna? - dijo Teseo -. El minotauro apenas se defendió.

A Marta Mosquera Eastman

(1)El original dice catorce, pero sobran motivos para inferir que en boca de Asterión, ese adjetivo numeral vale por infinitos.

14 comentarios:

JP dijo...

Hola . Pasé por si había post nuevo .
Y veo que si , y muy interesante.
Son las dos de la madrugada en España. España duerme y yo aquí por hacerlo .
Mañana lo leeré bien tranquilo y los links que vi que estan interesantes tambien.
Chauuu

VaLKyRiaa dijo...

LLegue por aqui de casualidad ...

Y ahora veo que , todas las " CAUSUALIDADES", pueden dejarte algo grato...

saludos

Sender dijo...

Lo he leído quizás ahora por cuarta o quinta vez, y siempre le encuentro algo nuevo....Gracias por el tip.

LYS dijo...

No puedo contigo. me das tarea para toda la semana.Saluditos¡ ya te comentaré cuando termine los deberes.jejeje. Dio¡ que prolijo eres.

Mr. TAS dijo...

un placer volver a leerte!

Hugo Peralta dijo...

Wow, toda una clase de un fascinante personaje mítico, usado tantas veces en diferentes épocas para diferentes historias, pero pocas con una explicación tan puntual, me da gusto saber que has vuelto después de hace mucho tiempo, gracias por tus palabras en mi blog. Volveré más seguido al saber que vuelves a dar enseñanzas tan buenas.

An dijo...

como siempre un interesante articulo :) Saludos amigo, me encnata como escribes de estos temas :D

rubén dijo...

Interesante, y ¿casualmente? mi último post también va de laberintos. En este caso bizantinos, como los de Perucho.

El rincon de mi niñez dijo...

Hola te veo seguido por jp,y no pude resistir entrar a ver tu blog.Por cierto es muy interesante cada uno de tus post.Pasaré seguido.
Saludos

pcbcarp dijo...

¡Virgen santa! (me refiero a Palas Atenea, obviamente)¡Un blog hermano! ¡Volveremos a tomar Samarkanda! ;)

Klatuu o embuçado dijo...

Jorge Luis Borges es un genio.

cheve dijo...

aaa no mames que recabron esta ese cuento eee a la mierda. ese borges estaba cabron.

El suricato dijo...

Hola, me gusta mucho tu página.
Me preguntaba si te gustaria intercambiar enlaces, mi página es www.elsuricato.com, no hace mucho que la tengo pero va bien encaminada.

Un saludo.

El suricato dijo...

Ya esta enlazado tambien.

Un saludo.