31.12.07

Mi batalla mitológica favorita: El ragnarok.

De hierro hay una selva donde mora
El alto lobo cuya extraña suerte
Es derribar la luna y darle muerte
Cuando enrojezca el mar la última aurora.

(Esto el Norte profético lo sabe
Y tan bien que ese día los abiertos
Mares del mundo infestará la nave
Que se hace con las uñas de los muertos.)

(Fragmento de “La luna” de Jorge Luís Borges)

Mi batalla mitológica favorita es el ragnarok, perteneciente a la mitología nórdica o germánica, de aquellos pueblos del norte, hombres que pese a ser el arquetipo perfecto del bárbaro, llegaron a América 500 años antes que Colon, fundaron ciudades como Dublín, o incluso la nación rusa, que ha sido uno de los actores principales de la historia, y que crearon una mitología muy rica y humana. Antes de hablar sobre el ragnarok, hablare sobre sus Dioses y sus principales mitos.
En el caos primitivo que existía en los orígenes del mundo no existían la tierra ni el cielo, solo existía Ginnungagap, un abismo bordeado al norte por Niflheim, región fría cubierta de hielo, donde brotaba la fuente Hvergelmir que daba origen a los doce ríos helados, y al sur por la región del fuego (Muspellsheim), cuando las heladas nubes del norte se encontraron con las calientes emanaciones del sur, surgieron el gigante Ymir el primer ser vivo, y la vaca Audumla, que se alimentaba al lamer los bloques de hielo salado, a su vez Ymir se nutria de los cuatro ríos de leche que surgían de la ubre de Audumla.
Del brazo izquierdo de Ymir nació la primer pareja de gigantes, a su vez la vaca Audumla, al lamer el hielo dio origen a otro ser vivo Buri, Buri engendro a Bor, quien se caso con Bestla, hija de gigantes descendientes de Ymir, con quien tuvo a tres hijos Odín, Vili y Ve, estos tres hermanos despedazaron al gigante Ymir y con su cadáver formaron el universo, con su sangre crearon el mar, con sus huesos las montañas. Con sus cabellos los árboles, con su cráneo la bóveda celeste en la que clavaron las centellas emitidas por el Muspellsheim, siendo este el origen de los astros, de los gusanos que invadieron el cadáver de Ymir se originaron los enanos, que viven bajo la tierra y llegarían a ser artífices de maravillas como el martillo Mjolnir del Dios Thor, que podía derribar a un gigante de un golpe y siempre regresaba a las manos de su dueño o la lanza Gungir del Dios Odín. Animando dos troncos los dioses formaron la primera pareja humana. Los Dioses se construyeron también en el cielo una amplia morada, Asgard que esta unida a la tierra por medio del puente Bifrost, el arco iris. Cada Dios tiene su palacio en Asgard, el de Odín es el valhall, tiene 540 puertas allí los guerreros muertos en combate que son recibidos por las Valquirias, vírgenes bélicas, Odín los adopta como sus hijos y viven eternamente combatiendo probando sus fuerzas, para que al fin de cada jornada sus heridas se curen solas y celebren un gran banquete con Odín.


Existen 2 clases de Dioses: los Ases, guerreros, y los vanes Dioses pacíficos protectores de los rebaños, los campos, los bosques, la fertilidad y adores de riqueza. Después de una larga guerra entre ambos clanes de Dioses, estos se reconciliarían.

No existe una lista definitiva de los Dioses, de la mitología nórdica, nombrare algunos de los más importantes (Aunque la importancia de ellos variaba de una región a otra y con el tiempo) eran los siguientes:

Odín: Poseedor de la sabiduría absoluta que consiguió al beber de la fuente de mimar, aunque el precio que tuvo que pagar fue arrancarse uno de sus ojos, era el Dios de la guerra, pero también de la poesía, invento las runas y aprovecho su poder mágico, era poseedor de la lanza Gungnir , de un casco de oro, también poseía un caballo con ocho cabezas.
Odín solia aparecer ante los hombres como un hombre tuerto, barbudo con un sombrero de ala ancha y envuelto en un largo manto.


Thor: Dios el trueno: Era un guerrero simple, rudo y noble poseía el martillo Mjolnir, que jamás erraba y siempre regresaba a sus manos, también poseía un par de guantes de hierro y un cinturón que doblaba su fuerza, gran protector de la humanidad aniquilo muchos monstruos y gigantes

Tyro Tluz Dios anterior a Odín y a Thor, aunque luego aparece como hijo de Odín, al igual que este era considerado Dios de la guerra, cuando los Dioses intentaron encadenar al lobo Fenrir, perdió su mano al meterla en las fauces del lobo.

Loki.-Divinidad de gran astucia, Despojo de su cabellera a Sif, esposa de Thor, aunque lo compenso, obteniendo de los enanos una peluca mágica, también consiguió para los Dioses, la lanza y el anillo de Odín, la embarcación Skíðblaðnir y el jabalí del Dios Freyr y el martillo de Thor. Cuando el gigante Thyrm le roba su martillo a Thor, le ayuda a recuperarlo, pero luego entrego a un gigante a la Diosa Idun y sus manzanas de la juventud, ocasiono la muerte del Dios Balder y se alió a los gigantes contra los Dioses.

Heindmall.-Dios luminoso, hermoso y alto, de agudas vista y oído, era el guardián del Asgard, un día oyó crecer la hierba y brotar la lana en el lomo de los corderos, no podía hablar.

Balder.-Hijo de Odin y Frigg, el Dios más bello y sabio, todo el universo lloro su muerte.

Además están los gigantes, de fuego y de hielo, en constante lucha contra los Dioses.

El universo suele ser representado como un inmenso árbol, el fresno Yggdrasil, provisto de tres raíces. Una de estas se vigoriza en Nifhel (o Hel, o Helheim ), la residencia de los muertos; la segunda se extiende hacia el país de los gigantes, donde corre Mimir, fuente de toda sabiduría, la tercera corre hacia el país de los ases.

Este universo contiene 9 mundos
Hel.-La Morada de los muertos
Svartálfaheim.-Lo habitan los elfos oscuros
Niflheim.- Lugar oscuro y frió
Jötunheim.-El mundo de los gigantes de escarcha
Midgard.-La tierra media, el mundo de los hombres.
Vanaheim.-Aquí viven los vanes.
Alfheim.-Habitado por elfos luminosos (Más bellos que el sol)

Asgard.-Hogar de los Ases
Muspelheim, el reino de los gigantes de fuego, su líder es Surt.
El ragnarok fue precedido por varios hechos que se desarrollaron de la siguiente forma.

La giganta Angerboda se junto con el Dios Loki, teniendo por descendencia a tres criaturas monstruosas, el Lobo Fenrir, la serpiente Jörmundgander (o serpiente Midgard) y la diosa del infierno (ejem, o algo por el estilo, el Hel es mencionado por algunos como el destino de los muertos cobardes y es que si mueres por vejez o enfermedad, eres un cobarde, o al menos así lo veían los pueblos del norte) Hela


Los Dioses, al enterarse de la existencia de estos terribles seres y prever con el don de la adivinación su atroz poder, decidieron enfrentarse a la serpiente Jörmundgander a la cual Odín arrojo al mar que rodea a la tierra media, donde merodea, se dice que la serpiente es tan grande que si se enrosca mordiéndose la cola puede cubrir toda la tierra.

También decidieron los ases atar al lobo Fenrir aunque no pudieron tras sus primeros intentos , pues probaron primero con la cadena Leding, y Fenrir la rompió fácilmente, después intentaron con la cadena Droma, que tampoco presento grandes dificultades para Fenrir, finalmente los Dioses encargaron a los enanos (¿A quien más?) crear una cadena irrompible : Gleipnir ,cadena fina y liviana, pero irrompible fabricada con el sonido de las pisadas de un gato ,la barba de una mujer ,las raíces de una montaña los tendones de un oso, el soplo de unos peces y la saliva de un pájaro.

Entonces los ases dijeron al lobo que probarían su fuerza, viendo si era capaz de desatarse, fenrir receloso acepto solo, si durante la prueba uno de los ases mantenía su mano en las fauces del lobo, el Dios Tyr acepto, y cuando Fenrir viera que no se podía liberar y todos los Dioses se reían (menos Tyr) este acabo por perder su mano.

El lobo Fenrir a su vez tiene dos hijos, los lobos Sköll que persigue al Sol y Hati que persigue a la luna, con el objetivo de devorarlos, la persecución es constante, y a veces cuando los lobos logran su objetivo de manera temporal se producen los eclipses.

Por un lado tenemos el antecedente de los Dioses haciendo frente a los hijos de Loki, porque saben ellos que estos causaran el fin del mundo, por otro el principal hecho que desencadenara el armageddon de la mitología nórdica: La muerte de Balder, el bello Dios, empezó a sufrir de oscuras pesadillas, que lo agobiaron largo tiempo, los dioses entonces hicieron prometer a todos los seres del universo que no le harían daño a Balder, Loki que estaba resentido por lo que habían hecho con sus hijos, transformado en una anciana se presento ante Frigg, madre de Balder, quien le comento que el muerdago era el único ser al que no hicieron prestar juramento, por considerarlo inofensivo.

Ahora que Balder era prácticamente invulnerable, los Dioses se divertían arrojando cosas tales como cuchillos y piedras sobre el, viendo como no le ocasionaban daño, cuando fuera el turno de Hodur, hermano ciego de Balder, Loki le dio una flecha que había hecho afilando una rama de muerdago y le ayudo a disparar, la flecha acabo con la vida de Balder.

El Dios Hermóðr fue enviado para hablar con la infernal Diosa Hela para averiguar si era posible que Balder reviviera, finalmente Hela le dijo que si todas las criaturas lloraban su muerte, lo dejaría ir, luego todos, todos , los animales, humanos, plantas, elfos, enanos, etc. lo lloraron, solo no lo lloro una giganta, que era en realidad Loki disfrazado. La muerte de Balder fue definitiva.

Iracundos los Dioses persiguieron a Loki y cuando lo capturaron a el y a los 2 hijos que tuvo con Sygn, Vali y Narfi, al primero lo transformaron en lobo volviéndose contra su hermano, a Loki lo amarraron a 3 piedras, usando como ataduras las vísceras de Narfi que transformaron en hierro, y le colocaron una serpiente sobre la cabeza que le arroja veneno.

Un dato bonito Sygn, se quedo a lado de Loki, recogiendo el veneno de la serpiente en un cántaro, para que no lastime a Loki, aunque cuando el cántaro se llena y ella se distrae un instante para vaciarlo, el veneno si cae sobre los ojos de Loki haciéndolo retorcerse.


El ragnarok será precedido por el Fimbulwinter, el invierno de inviernos, tres inviernos seguidos uno tras otro, en los que estallaran guerras, habrá hambre (y lobos) y (aparentemente) todos los humanos perecerán.
Los lobos Scoll y Hati devoraran respectivamente el sol y la luna, todas las uniones del universo cederán, Fenrir y Loki se liberaran de sus cadenas y la serpiente midgard abandonara el lecho marino para abalanzarse a la tierra, creándose un tsunami la serpiente marchara arrojando ríos de veneno

También se liberara Garm , el perro del infierno
El gallo de los infiernos cantara en Hel y sus tenebrosos moradores, se levantaran, otro gallo despertara a los gigantes.
Los gigantes marcharan hacia los campos de batalla de Vigrid en Naglfar, la nave hecha con las uñas de los muertos (es por este motivo que existía la costumbre de cortar sus uñas a los muertos, se trataba de retrasar lo inevitable)

Asimismo desde elMuspelheim los gigantes del fuego marcharan hacia Vigrid, comandados por Surt, a su paso el cielo se abrirá en 2, tras cruzar el puente Bifrost este se romperá a sus espaldas.
Surt del sur
Blandiendo fuego

La espada de los dioses brilla en la oscuridad,

Como estrellas en la noche
Montañas colapsan en escombros

Y los demonios caerán

El hombre camina la senda hacia la ruina

Mientras el cielo se abre en dos


En Vigrid se reunirán los habitantes de Hel, el lobo Fenrir, la serpiente Midgard Loki, los gigantes de fuego y de hielo, y el perro Garm del infierno
Heindmall , el vigilante de los Dioses sonara entonces el cuerno que le obsequio Odín y se congregaran todos los Ases y Vanes, y se alistaran para la batalla, al igual que los einherjes, los valerosos guerreros caídos en batalla a los que Odín ha adoptado como suyos, que sumaran un total de 432,000 (800 de cada una de las 540 puertas del Valhala)
En Vigrid se dará la batalla final, donde Odín se abalanzara sobre Fenrir, pero finalmente será devorado por el, Thor aniquilara a su Némesis, la serpiente midgard, aunque tras hacerlo, solo avanzara nueve pasos y caerá muerto, por efecto del veneno de la serpiente. Tyr y Garm se aniquilan el uno al otro, al igual que Loki y Heindmall.

Las valquirias y los einherjes morirán combatiendo contra los gigantes, al final Surt destruirá todo con el fuego. Muertos los Dioses las estrellas caen, el universo llamea y los mares lo destruyen todo.
Finalmente un nuevo mundo emergerá del mar, una pareja de seres humanos se habrá refugiado en la madera de Yggdrasil y repoblaran Midgard , revivirán algunos Dioses como Balder, Vidar, Vali (el hijo de Odín, no confundir con el hijo de Loki), aparecerán Dioses ineditos, los seres humanos y los Dioses viviran en paz, habrá paraisos en los que serán eternamente agasajados los bondadosos y terribles lugares donde irán a parar los malvados, como Nastrond, donde los malvados nadaran eternamente entre ríos de veneno emitido por las serpientes entrelazadas, que formaran las paredes y techo del lugar.
La vida seguirá su curso.

16.12.07

El Golem/El alquimista de Jorge Luis Borges

El Golem es uno de los iconos del Blog y no puedo no colgar este genial poema de Borges


Si (como el griego afirma en el Cratilo)
El nombre es arquetipo de la cosa,
En las letras de rosa está la rosa
Y todo el Nilo en la palabra Nilo.

Y, hecho de consonantes y vocales,
Habrá un terrible Nombre, que la esencia
Cifre de Dios y que la Omnipotencia
Guarde en letras y sílabas cabales.

Adán y las estrellas lo supieron
En el Jardín. La herrumbre del pecado
(Dicen los cabalistas) lo ha borrado
Y las generaciones lo perdieron.

Los artificios y el candor del hombre
No tienen fin. Sabemos que hubo un día
En que el pueblo de Dios buscaba el Nombre
En las vigilias de la judería.

No a la manera de otras que una vaga
Sombra insinúan en la vaga historia,
Aún está verde y viva la memoria
De Judá León, que era rabino en Praga.

Sediento de saber lo que Dios sabe,
Judá León se dio a permutaciones
de letras y a complejas variaciones
Y al fin pronunció el Nombre que es la Clave.

La Puerta, el Eco, el Huésped y el Palacio,
Sobre un muñeco que con torpes manos
labró, para enseñarle los arcanos
De las Letras, del Tiempo y del Espacio.

El simulacro alzó los soñolientos
Párpados y vio formas y colores
Que no entendió, perdidos en rumores
Y ensayó temerosos movimientos.

Gradualmente se vio (como nosotros)
Aprisionado en esta red sonora
de Antes, Después, Ayer, Mientras, Ahora,
Derecha, Izquierda, Yo, Tú, Aquellos, Otros.

(El cabalista que ofició de numen
A la vasta criatura apodó Golem;
Estas verdades las refiere Scholem
En un docto lugar de su volumen.)

El rabí le explicaba el universo
"Esto es mi pie; esto el tuyo; esto la soga."
Y logró, al cabo de años, que el perverso
Barriera bien o mal la sinagoga.

Tal vez hubo un error en la grafía
O en la articulación del Sacro Nombre;
A pesar de tan alta hechicería,
No aprendió a hablar el aprendiz de hombre,

Sus ojos, menos de hombre que de perro
Y harto menos de perro que de cosa,
Seguían al rabí por la dudosa
penumbra de las piezas del encierro.

Algo anormal y tosco hubo en el Golem,
Ya que a su paso el gato del rabino
Se escondía. (Ese gato no está en Scholem
Pero, a través del tiempo, lo adivino.)

Elevando a su Dios manos filiales,
Las devociones de su Dios copiaba
O, estúpido y sonriente, se ahuecaba
En cóncavas zalemas orientales.

El rabí lo miraba con ternura
Y con algún horror. ¿Cómo (se dijo)
Pude engendrar este penoso hijo
Y la inacción dejé, que es la cordura?

¿Por qué di en agregar a la infinita
Serie un símbolo más? ¿Por qué a la vana
Madeja que en lo eterno se devana,
Di otra causa, otro efecto y otra cuita?

En la hora de angustia y de luz vaga,
En su Golem los ojos detenía.
¿Quién nos dirá las cosas que sentía
Dios, al mirar a su rabino en Praga?

El ultimo párrafo de este poema, me recuerda mucho otro poema de Borges, "El alquimista" parece que Borges quisiera subrayar la pequeñez y soberbia del ser humano de querer poseer los secretos propios de una inteligencia infinita

El alquimista

Lento en el alba un joven que han gastado
la larga reflexión y las avaras
vigilias considera ensimismado
los insomnes braseros y alquitaras.

Sabe que el oro, ese Proteo, acecha
bajo cualquier azar, como el destino;
sabe que está en el polvo del camino,
en el arco, en el brazo y en la flecha.

En su oscura visión de un ser secreto
que se oculta en el astro y en el lodo,
late aquel otro sueño de que todo
es agua, que vio Tales de Mileto.

Otra visión habrá; la de un eterno
Dios cuya ubicua faz es cada cosa,
que explicará el geométrico Spinoza
en un libro más arduo que el Averno…

En los vastos confines orientales
del azul palidecen los planetas,
el alquimista piensa en las secretas
leyes que unen planetas y metales.

Y mientras cree tocar enardecido
el oro aquel que matará la Muerte,
Dios, que sabe de alquimia, lo convierte
en polvo, en nadie, en nada y en olvido.

14.12.07

Noel Gallagher Acoustic Collection - Shakermaker

Este post va por si entre mis lectores hay fanáticos de Oasis como yo, y es queSniff, que joyas me he encontrado en youtube, shakermaker de oasis, pero en versión acústica y cantada por Noel , con todo y comentario chusco al final (we all drink pepsi (la canción esta basada en la canción I'd Like To Teach The World To Sing que usaba un comercial de la coca-cola))

Otro descubrimiento el demo de Digsy's Dinner
Oasis - Digsy's Dinner - Demo Version


Aquí hay más demosTambién les dejo All you need is love, de los beatles tocada por Oasis en un homenaje a Lennon

12.12.07

Mis batallas favoritas de la mitología (II)La gigantomaquia y la tifonomaquia

Los gigantes (Palas, Hipólito, Efialtes Gración, Éurito, Agrio , Toante ,Mimas Clitio, Polibotes, etc. ) comandados por Eurimedonte, Alcioneo y Porfirión iniciaron el ataque intentando escalar hasta el cielo apilando encima uno de otro los montes de Pelión y Osa. Como Los Dioses según estaba profetizado no podrían vencer a los gigantes sin la ayuda de un mortal, Heracles Fue elegido para ayudar a los olímpicos, librándose una batalla conocida como la gigantomaquia en la que los olímpicos reafirmarían su dominio sobre el universo. La batalla tuvo lugar en los campos flegreos.

Porfirión intento violar a la diosa Hera y fue herido por Zeus con sus rayos, y Heracles lo remato con sus flechas, Palas fue asesinado por Atena que lo desollo y uso su piel como armadura ,Hipolito fue asesinado por Hermes que llevaba puesto el caco de Hades que otorga la invisibilidad, Efialtes murió de dos flechazos en los ojos, uno lo disparo Apolo y el otro Heracles, Artemisa, la diosa cazadora asesino con sus flechas a Gración, Dionisio mato con su tirso a Éurito, Agrio y Toante fueron asesinados por las moiras con mazas de bronce, de Mimas se dice que Hefesto le dio muerte con misiles de metal fundido, hasta que fue sepultado bajo una gran masa de metal fundido, otros cuentan que Ares le dio muerte, Hécate quemo con sus antorchas a Clitio, Poseidón tomo una parte de la isla de Cos y la arrojo sobre Polibotes, originando la isla de Nisiros, Heracles remato con sus flechas a todos los gigantes, que habían sido bañadas de antemano en la venenosa sangre de la Hidra de Lerna


Fue entonces que Gea se unió con el tártaro y engendro a su ultimo hijo: Tifón, un monstruo que superaba en altura a todos sus hermanos y su cabeza llegaba hasta las estrellas, poseía alas y sus piernas estabas formadas por serpientes, por encima de sus hombro tenia un centenar de cabezas de dragón ,sus ojos y su boca desprendía fuego, y emitía una gama de sonidos que iban desde el lenguaje de los Dioses hasta el mugido del toro, su aspecto era tan impresionante , que los dioses huyeron a Egipto, donde incluso se transformaron en animales ( ares, por ejemplo el mismísimo Dios de la guerra, se transformo en un pez), los únicos que no huyeron fueron Zeus y Atena, Zeus enfrento a Tifón con una hoz, aunque finalmente Tifón logro arrebatársela y le cerceno al Dios los tendones de sus brazos y piernas, perdiendo el olímpico todas sus fuerzas, Tifón guardo los tendones de Zeus en un saco de piel de oso y se lo dio a guardar a la dragona Delfine.
Hermes y Pan rescataron los tendones de Zeus y los colocaron en su sitio, en cuanto recupero Zeus su fuerza fue en búsqueda del monstruo en un carruaje jalado por caballos alados, y ataco a Tifón,( Tifón había ido al monte nisa ,donde las moiras le habían dicho existía un fruto que lo fortalecería), Tifón atacaba a Zeus arrojando montes enteros, que el Dios contrarrestaba con rayos, la batalla hizo retumbar , la tierra y el mar con el ímpetu de los contendientes, del fuego emitido por el monstruo y sus vientos huracanados, ante el trueno ,el rayo y el relámpago del soberano de los Dioses, una conmoción infinita recorría el universo y temblaban Hades señor del inframundo y temblaban los titanes en el tártaro, finalmente Zeus prendió fuego a todas las cabezas de Tifón, y le arrojo encima el Etna, derrotándolo finalmente, se dice que Tifón yace bajo el volcán Etna provocando terremotos y erupciones, aunque otras versiones afirman que fue sepultado totalmente y su cadáver arrojado al tártaro, motivo por que se le llamaría el desnacido , pues regreso a La tierra (Gea).

8.12.07

Mis batallas favoritas de la mitología (I).-La titanomaquia

Para hablar de la titanomaquia, primero me remontare a los mitos del origen del mundo de los antiguos griegos.


Hesiodo señala que el primer Dios fue el Caos, el ilimitado espacio vació, surgen enseguida Gea la tierra y Eros, (el amor, lazo de unión entre los elementos, el deseo que hace que surja la vida), del caos nacen Erebo (la oscuridad, quien destrono al caos) y nix (la noche), quienes engendraron el éter (luz) y el hemera (el día) quienes destronaron a su vez a sus padres. Gea produjo a su vez a Urano (el cielo), pontos el mar y las montañas.
Urano y Gea pronto destronaron a Éter y Hemera quedando como gobernantes de aquél primitivo mundo.
De la unión de gea y Urano nacen los titanes Crío, Ceo, Hiperión, Jápeto, Océano y Crono, y las titánides Temis, Rea, Tetis, Tea, Mnemósine y Febe los Cíclopes (Arges, Brontes y Estéropes), y los Hecatónquiros (Coto, Briareo y Giges) gigantes de cien brazos y 50 cabezas, si bien era grande la belleza de los titanes y las titanides, Urano sintió repugnancia ante sus hijos menores , los cíclopes y los hecatónquiros y los encerró en el oscuro tártaro, Gea incito a los titanes a revelarse contra su padre, lo cual solo sirvió para que Urano también los encerrara, cuando Gea acudió a liberar a sus hijos con la ayuda de las titanides , los hecatónquiros atacaron a los titanes y los cíclopes a las titanides, por lo que fue ahora la propia Gea quien encerró a Cíclopes y hecatónquiros.
Cuando Gea incito a sus hijos a escapar del tártaro y que se vengaran de su padre, Cronos el más joven fue el único que cumplió con su deber, quien castro a Urano , con una hoz de pedernal, cuando lo encontró en los brazos de Nix, Cronos arrojo los genitales de su padre tras el, al océano, produciendo espuma , de la que nació Afrodita, originándose además de la sangre que salpico a la tierra (Gea), los gigantes (que serian posteriormente vencidos por los Dioses olímpicos con la ayuda de Heracles), las erinias (quienes a partir de entonces vengarían cualquier derramamiento de sangre injusto), las melias (ninfas de los fresnos), Cronos también arrojo la hoz de la que supuestamente surgió la isla de Corfú.

La mutilación de Urano por Saturno.- Giorgio Vasari
Urano maldijo a Cronos y le advirtió que el también seria derrocado por su propia descendencia.

Cronos flamante emperador del universo libero a los titanes, y se caso con su hermana Rea, aunque mantuvo a cíclopes y hecatónquiros en el averno, temeroso de su poder.
El reinado de Cronos fue conocido como la Edad de oro.

Cronos tuvo con Rea 4 hijos a los que fue devorando sucesivamente conforme nacían, tal fue la suerte de Deméter, Hera, Hades y Hestia, a fin de que ninguno fuera a cumplir la profecía de Urano, finalmente rea, horrorizada decidió salvar la vida de sus 5o y 6o hijos, Poseidón y Zeus engañando a cronos dándole en su lugar un potro y una roca envuelta en pañales.
Zeus fue escondido en Creta donde fue amamantado por la cabra Amaltea.
Ya grande Zeus se presento en una fiesta ante Cronos donde le dio una poción que hizo que Cronos devolviera el contenido de su estomago, liberando a sus hermanos, después Zeus libero a los cíclopes (asesinando a Campe monstruo que hacia guardia en el tártaro) y a los hecatónquiros, iniciando así una larga guerra de 11 años conocida como la titanomaquia, en uno de los lados de la guerra estabas los titanes y las titanides (Ceo, Crío, Hiperión, Jápeto, Tea, Rea, Temis, Mnemósine, Febe, Prometeo, Epimeteo, Atlas y Menecio, estos últimos 4 hijos de Jápeto), del otro los dioses olímpicos, los cíclopes, quienes además dieron a Zeus la fantástica arma que es el rayo, forjado en el mismo tártaro y los hecatónquiros, quienes eran capaces de lanzar 100 rocas a la vez ,finalmente tras más una década de igualada pelea ,los olímpicos se impusieron y los titanes fueron encerrados en el tártaro a excepción de Tea, Rea, Temis, Mnemósine, Febe y Tetis, quienes decidieron no involucrarse en el conflicto y de Epimeteo, Menecio y Prometeo, que cambiaron de bando (tal vez por los poderes de clarividencia de Prometeo, quien sabia que los titanes estaban destinados a perder),Cronos quien logro escapar , finalmente Atlas fue condenado a cargar para la eternidad a la bóveda celeste, (Urano,) quien estaba a punto de desplomarse tras todo lo acontecido bajo el.

La caída de los Titanes Cornelis van Haarlem
Zeus y sus hermanos se repartieron el dominio del universo a Hades correspondió gobernar el inframundo y a Neptuno los océanos, quedándose Zeus con los cielos, sin embargo Zeus y los olímpicos debieron aun de enfrentarse a los gigantes, ya que Gea enfurecida por lo que Zeus había hecho con los titanes, mando a los gigantes en contra de los olímpicos, Zeus tuvo tiempo de prepararse para la batalla y un oráculo le advirtió que la única manera de derrotar a los gigantes era si un mortal se unía a las filas de los dioses...(continuara)

10.11.07

El minotauro


Hoy les hablare de aquel hibrido entre el toro y el hombre El minotauro cuyo mito ha causado una gran fascinación, incluso hoy en día. Propiamente llamado Asterión por los cretenses, era conocido en Atenas como el minotauro, que significa el toro de Minos. Para conocer bien su linaje me remontare hasta Europa.
Europa era una mujer fenicia , de la cual se enamoro Zeus, y un día se presento ante ella bajo la forma de un majestuoso toro blanco , Europa al ver que este toro era manso, se monto en el, Zeus entonces aprovecho y cruzo el mar con ella hasta la isla de Creta donde le revelo su identidad y la sedujo (o violo), Zeus le dio tres regalos: el autómata Talos, Laelaps, el perro que siempre atrapaba a su presa y una jabalina que jamás erraba, además de que aconsejo a Asterión rey de Creta (este es otro Asterión) para que tomara a Europa como su reina. (En honor a la forma que adopto Zeus en esta aventura, el soberano de los Dioses creo la constelación de Tauro)
Rembrandt: La abducción de Europa
Asterion no tuvo descendencia propia con Europa, pero adopto como suyos a los hijos que ella tuvo con Zeus: Minos, Radamantis y Sarpedón. Al morir Asterión y quedar vacante el trono de Creta , Minos reclamo tener derecho a el por encima de sus hermanos, alegando que era esta la voluntad divina, y le pido ayuda a Poseidón, quien decidió mandar un toro blanco que debería ser sacrificado en su honor, como muestra del reconocimiento divino.Los hermanos de Minos renunciaron entonces, sin embargo Minos asombrado por tan prodigiosa bestia, de tan nobles aspecto y forma, decidió quedársela para el y en su lugar sacrifico un bestia menos esplendida de su propio rebaño, Poseidón encolerizado infundo en la esposa de Minos ,Pasífae una pasión irracional por aquel toro, quien tras varios intentos fallidos de seducción acudió con Dédalo, el más hábil técnico de toda la Grecia mitológica, quien construyo una vaca de madera hueca , cubierta con cuero de vaca en la que se introdujo Pasífae para ver al fin colmada su pasión.
Por otro lado Poseidón también había infundado una gran ferocidad en aquel toro salido de las espumas del mar, que hizo estragos hasta que Euristeo rey de Tirinto le encargo a Heracles capturar vivo al toro de Creta (este es uno de los doce celebres trabajos de Heracles) a fin de llevarlo a su Palacio Real, Heracles confronto y venció a la fiera, a la que obligo a doblar la cerviz ante el y envolvió en una gran red y cargo sobre sus fuertes hombros, cruzo el mar y llevo ante Euristeo, quien trataría de ofrecer el toro en sacrificio a la Diosa Era, pero esta lo rechazo debido a su carácter violento, fue pues dejado en libertad y marcho a la llanura de Maratón donde causo destrozos.
Pasifae concibo como fruto de sus relaciones con aquel toro, al minotauro, un ser humano con cabeza de Toro, Minos para resguardar su honor encargo a Dedalo construir un Laberinto en el que fueron encerrados tanto el minotauro como Dedalo, este ultimo escapo gracias a unas alas que construyó, huyo de esta forma de Creta junto a su hijo Icaro.





Es hora de hablar de Teseo, héroe mitológico hijo de Etra y Poseidon/ del rey Egeo (ejem verán Poseidon se unió a Etra la misma noche que Egeo, Teseo es en realidad hijo de Poseidon, pero Egeo no lo supo).El rey Egeo, por temor a los Palántidas, (los 50 hijos de su hermano Palante) decidió que Teseo no pasara su infancia con el, sino en la ciudad de Trecén, fue hasta cumplidos los 16 años que Teseo supo la verdad y partió hacia Atenas, limpiando de paso los caminos de delincuentes y posteriormente venciendo a los Palántidas.
Llego el momento de que el tercer grupo de vírgenes partiera al horripilante laberinto del minotauro, Teseo, en la corte de su padre (ejem, el rey Egeo) se entero del degradante tributo que Atenas le rendía a Creta decidió, que el debería de formar parte de los jóvenes que marcharían al laberinto del Minotauro, a fin de confrontarlo y darle fin a tan grande horror. No hubo razones que hicieran desistir a Teseo.
El rey Egeo, le entrego dos velas a Teseo para su navío: una negra y la otra blanca haciéndole prometer que si Teseo regresaba victorioso el piloto del barco izaría la vela blanca, en caso de morir Teseo, el barco regresaría con la vela negra y el rey Egeo esperaría todos los días desde la torre más alta de su castillo mirando al horizonte, en busca de aquel barco cuyo escrutinio del color de sus velas le haría saber cuanto antes si debería de llorar o estallar de gozo.
Teseo partió a Creta junto con el grupo destinando a ser alimento para el minotauro. Allí conoció a la princesa Ariadna, quien se enamoro del apuesto Teseo, al grado de que su corazón se lleno de una aflicción muy grande al saber que Teseo podría morir en la intrincada residencia del Minotauro. Estando a solas con Teseo la hermosa princesa le dijo a Teseo cuanta tristeza le ocasionaba saber su situación y le ofreció su ayuda. Teseo respondió solemnemente que estaba allí para salvar a Atenas de una grave deshonra. La princesa le prometió que en la mañana siguiente le entregaría un puñal envenenado ante el que el Minotauro cedería de un solo golpe y un ovillo que Teseo desenredaría conforme avanzara dentro del laberinto, y que le ayudaría a encontrar su camino de regreso. Teseo conmovido le prometió a Ariadna que una vez venciera al Minotauro, se la llevaría a su patria donde la haría su esposa. Al día siguiente Ariadna entrego el ovillo y la espada de Teseo antes de que los 14 jóvenes ingresaran al laberinto, tras varias horas, el grupo se encontró con el monstruo, que apenas se iba a lanzar sobre Teseo, quien encabezaba el grupo, cuando este le asesto un golpe que termino con la vida del minotauro.


Siguiendo el hilo encontraron la salida, Teseo tomo a Ariadna y partieron en el barco de Teseo con rumbo a Atenas, sin embargo una fuerte tormenta los sorprendió y una fuerte oleada los empujo hasta la isla de Naxos, todos bajaron a tierra a esperar que cesara la tormenta, Ariadna cansada cayo en un profundo sueño, cuando despertó horas después vio con tristeza que no se encontraba la nave de Teseo, había sido abandonada en una isla desierta.
La desdichada princesa pasó largos días llorando en esa isla, sin alimentos ni esperanzas, hasta caer rendida en la arena, así fue como la encontró el Dios Dionisio que surcaba e mar en un barco pirata, y decidió convertir a la princesa en su esposa.

El por qué del comportamiento de Teseo, no esta muy claro, su nave pudo haber sido empujada por un viento traicionero, pudo no haber querido unirse a una mujer a la que le debía la vida, pudo haberla olvidado simplemente, pudo haber sido por ordenes de Dionisio…
Teseo con la emoción de haber logrado una hazaña tan grande olvido cambiar de velas su barco y regreso a su reino con la vela negra en lo alto, su padre al ver desde la torre de su palacio esto, presa de la desesperación de la supuesta muerte de su hijo, se lanzo al mar, que debido a este acontecimiento lleva su nombre: el Mar Egeo.
Teseo pues al regresar victorioso a la corte para anunciar su triunfo no encontró más que llantos y consternación.



Sebastiano Ricci Baco y Ariadna


Y bueno vale la pena hablar de unas notitas que me deje para el final, el rey Minos, a pesar de lo que se podría pensar, gobernó de una manera muy justa, una leyenda nos habla de que cada nueve años se reunía con Zeus quien le daba instrucciones, al morir, se convirtió en uno de los tres jueces de las almas de los muertos junto con Éaco y Radamantis, famosos por su rectitud y sentido de justicia, esto hace pensar a muchos en la existencia de dos Minos, el sabio gobernante, que llego a ser juez de los muertos y Minos, nieto del otro, quien busco apoderarse del toro surgido del mar y persiguió a Dédalo entre otras aventuras.
Y es que la falta que cometió Minos, es la más grave de todas el cometió hybris: se quiso apoderar de un regalo divino, trasgredió los limites sagrados, el minotauro es la materialización de un ser que transgredió los limites, es humano, es animal y es en parte divino, pues su padre es aquel toro surgido por obra de Poseidón, estos limites no se rompen, el minotauro estaba destinado a morir, por ser una aberración.



Como detalle final


Les dejo unos links muuuy buenos:


En el centro del laberinto:
la hybris y el Minotauro


Muy bueno habla sobre el mito del minotauro desde el concepto de hybris y el laberinto como representación del camino más largo dentro de los limites de lo humano, al final del cual esta la muerte.


Blade Runner
o la lucha de Teseo contra el Minotauro


Semejanzas entre la historia de Teseo y blade runner.




Y claro, Borges con su obsesión por los laberintos , evidentemente tendria que haberle dedicado un cuento al Minotauro y lo hizo genialmente , se Titula la casa de Asterión y se los copipego a continuación:


La casa de Asterión, de Jorge Luis Borges
Sé que me acusan de soberbia, y tal vez de misantropía, y tal vez de locura. Tales acusaciones (que yo castigaré a su debido tiempo) son irrisorias. Es verdad que no salgo de mi casa, pero también es verdad que sus puertas (cuyo número es infinito (1) están abiertas día y noche a los hombres y también a los animales. Que entre el que quiera. No hallará pompas mujeriles aquí ni el bizarro aparato de los palacios, pero sí la quietud y la soledad. Asimismo hallará una casa como no hay otra en la faz de la Tierra. (Mienten los que declaran que en Egipto hay una parecida.) Hasta mis detractores admiten que no hay un solo mueble en la casa. Otra especie ridícula es que yo, Asterión, soy un prisionero. ¿Repetiré que no hay una puerta cerrada, añadiré que no hay una cerradura? Por lo demás, algún atardecer he pisado la calle; si antes de la noche volví, lo hice por el temor que me infundieron las caras de la plebe, caras descoloridas y aplanadas, como la mano abierta. Ya se había puesto el Sol, pero el desvalido llanto de un niño y las toscas plegarias de la grey dijeron que me habían reconocido. La gente oraba, huía, se prosternaba; unos se encaramaban al estilóbato del templo de las Hachas, otros juntaban piedras. Alguno, creo, se ocultó bajo el mar. No en vano fue una reina mi madre; no puedo confundirme con el vulgo, aunque mi modestia lo quiera.

El hecho es que soy único. no me interesa lo que un hombre pueda transmitir a otros hombres; como el filósofo, pienso que nada es comunicable por el arte de la escritura. Las enojosas y triviales minucias no tienen cabida en mi espíritu, que está capacitado para lo grande; jamás he retenido la diferencia entre una letra y otra. Cierta impaciencia generosa no ha consentido que yo aprendiera a leer. A veces lo deploro, porque las noches y los días son largos.

Claro que no me faltan distracciones. Semejante al carnero que va a embestir, corro por las galerías de piedra hasta rodar al suelo, mareado. Me agazapo a la sombra de un aljibe o a la vuelta de un corredor y juego a que me buscan. Hay azoteas desde las que me dejo caer, hasta ensangrentarme. A cualquier hora puedo jugar a estar dormido, con los ojos cerrados y la respiración poderosa. ( A veces me duermo realmente, a veces ha cambiado el color del día cuando he abierto los ojos.) Pero de tantos juegos el que prefiero es el del otro Asterión. Finjo que viene a visitarme y que yo le muestro la casa. Con grandes reverencias le digo: Ahora volvemos a la encrucijada anterior o Ahora desembocamos en otro patio o Bien decía yo que te gustaría la canaleta o Ahora verás una cisterna que se llenó de arena o Ya verás cómo el sótano se bifurca. A veces me equivoco y nos reímos buenamente los dos.

No sólo he imaginado esos juegos; también he meditado sobre la casa. Todas las partes de la casa están muchas veces, cualquier lugar es otro lugar. No hay un aljibe, un patio, un abrevadero, un pesebre; son catorce [son infinitos] los pesebres, abrevaderos, patios, aljibes. La casa es del tamaño del mundo; mejor dicho, es el mundo. Sin embargo, a fuerza de fatigar patios con un aljibe y polvorientas galerías de piedra gris he alcanzado la calle y he visto el templo de las Hachas y el mar. Esto no lo entendí hasta que una visión de la noche me reveló que también son catorce [son infinitos] los mares y los templos. Todo está muchas veces, catorce veces, pero dos cosas hay en el mundo que parecen estar una sola vez: arriba, el intrincado Sol; abajo, Asterión. Quizá yo he creado las estrellas y el Sol y la enorme casa, pero ya no me acuerdo.

Cada nueve años entran en la casa nueve hombres para que yo los libere de todo mal. Oigo sus pasos o su voz en el fondo de las galerías de piedra y corro alegremente a buscarlos. La ceremonia dura pocos minutos. Uno tras otro caen sin que yo me ensangriente las manos. Donde cayeron, quedan, y los cadáveres ayudan a distinguir una galería de las otras. Ignoro quiénes son, pero sé que uno de ellos profetizó, en la hora de su muerte, que alguna vez llegaría mi redentor. Desde entonces no me duele la soledad, porque sé que vive mi redentor y al fin se levantará sobre el polvo. Si mi oído alcanzara todos los rumores del mundo, yo percibiría sus pasos. Ojalá que me lleve a un lugar con menos galerías y menos puertas. ¿Cómo será mi redentor?, me pregunto. ¿Será un toro o un hombre? ¿Será tal vez un toro con cara de hombre? ¿O será como yo?



El Sol de la mañana reverberó en la espada de bronce. Ya no quedaba un vestigio de sangre.

- ¿Lo creerás, Ariadna? - dijo Teseo -. El minotauro apenas se defendió.

A Marta Mosquera Eastman

(1)El original dice catorce, pero sobran motivos para inferir que en boca de Asterión, ese adjetivo numeral vale por infinitos.

4.11.07

Las ruinas circulares

Hace varios meses les hablaba sobre que a veces pienso en que el mundo podría ser solo un sueño, sobre Chuang Tzu y su mariposa y sobre la teoría de ciertos científicos de que el mundo fuera un simulación virtual y bien, si alguna vez se llegara a poder reproducir la conciencia de alguna forma virtual, probablemente vivamos en un universo de simulación.
Si les agradan esta clase de cosillas, como a mi les gustara este cuento de Borges.


Las ruinas circulares
Jorge Luis Borges

Nadie lo vio desembarcar en la unánime noche, nadie vio la canoa de bambú sumiéndose en el fango sagrado, pero a los pocos días nadie ignoraba que el hombre taciturno venía del Sur y que su patria era una de las infinitas aldeas que están aguas arriba, en el flanco violento de la montaña, donde el idioma zend no está contaminado de griego y donde es infrecuente la lepra. Lo cierto es que el hombre gris besó el fango, repechó la ribera sin apartar (probablemente, sin sentir) las cortaderas que le dilaceraban las carnes y se arrastró, mareado y ensangrentado, hasta el recinto circular que corona un tigre o caballo de piedra, que tuvo alguna vez el color del fuego y ahora el de la ceniza. Ese redondel es un templo que devoraron los incendios antiguos, que la selva palúdica ha profanado y cuyo dios no recibe honor de los hombres. El forastero se tendió bajo el pedestal. Lo despertó el sol alto. Comprobó sin asombro que las heridas habían cicatrizado; cerró los ojos pálidos y durmió, no por flaqueza de la carne sino por determinación de la voluntad. Sabía que ese templo era el lugar que requería su invencible propósito; sabía que los árboles incesantes no habían logrado estrangular, río abajo, las ruinas de otro templo propicio, también de dioses incendiados y muertos; sabía que su inmediata obligación era el sueño. Hacia la medianoche lo despertó el grito inconsolable de un pájaro. Rastros de pies descalzos, unos higos y un cántaro le advirtieron que los hombres de la región habían espiado con respeto su sueño y solicitaban su amparo o temían su magia. Sintió el frío del miedo y buscó en la muralla dilapidada un nicho sepulcral y se tapó con hojas desconocidas.

El propósito que lo guiaba no era imposible, aunque sí sobrenatural. Quería soñar un hombre: quería soñarlo con integridad minuciosa e imponerlo a la realidad. Ese proyecto mágico había agotado el espacio entero de su alma; si alguien le hubiera preguntado su propio nombre o cualquier rasgo de su vida anterior, no habría acertado a responder. Le convenía el templo inhabitado y despedazado, porque era un mínimo de mundo visible; la cercanía de los leñadores también, porque éstos se encargaban de subvenir a sus necesidades frugales. El arroz y las frutas de su tributo eran pábulo suficiente para su cuerpo, consagrado a la única tarea de dormir y soñar.

Al principio, los sueños eran caóticos; poco después, fueron de naturaleza dialéctica. El forastero se soñaba en el centro de un anfiteatro circular que era de algún modo el templo incendiado: nubes de alumnos taciturnos fatigaban las gradas; las caras de los últimos pendían a muchos siglos de distancia y a una altura estelar, pero eran del todo precisas. El hombre les dictaba lecciones de anatomía, de cosmografía, de magia: los rostros escuchaban con ansiedad y procuraban responder con entendimiento, como si adivinaran la importancia de aquel examen, que redimiría a uno de ellos de su condición de vana apariencia y lo interpolaría en el mundo real. El hombre, en el sueño y en la vigilia, consideraba las respuestas de sus fantasmas, no se dejaba embaucar por los impostores, adivinaba en ciertas perplejidades una inteligencia creciente. Buscaba un alma que mereciera participar en el universo.

A las nueve o diez noches comprendió con alguna amargura que nada podía esperar de aquellos alumnos que aceptaban con pasividad su doctrina y sí de aquellos que arriesgaban, a veces, una contradicción razonable. Los primeros, aunque dignos de amor y de buen afecto, no podían ascender a individuos; los últimos preexistían un poco más. Una tarde (ahora también las tardes eran tributarias del sueño, ahora no velaba sino un par de horas en el amanecer) licenció para siempre el vasto colegio ilusorio y se quedó con un solo alumno. Era un muchacho taciturno, cetrino, díscolo a veces, de rasgos afilados que repetían los de su soñador. No lo desconcertó por mucho tiempo la brusca eliminación de los condiscípulos; su progreso, al cabo de unas pocas lecciones particulares, pudo maravillar al maestro. Sin embargo, la catástrofe sobrevino. El hombre, un día, emergió del sueño como de un desierto viscoso, miró la vana luz de la tarde que al pronto confundió con la aurora y comprendió que no había soñado. Toda esa noche y todo el día, la intolerable lucidez del insomnio se abatió contra él. Quiso explorar la selva, extenuarse; apenas alcanzó entre la cicuta unas rachas de sueño débil, veteadas fugazmente de visiones de tipo rudimental: inservibles. Quiso congregar el colegio y apenas hubo articulado unas breves palabras de exhortación, éste se deformó, se borró. En la casi perpetua vigilia, lágrimas de ira le quemaban los viejos ojos.

Comprendió que el empeño de modelar la materia incoherente y vertiginosa de que se componen los sueños es el más arduo que puede acometer un varón, aunque penetre todos los enigmas del orden superior y del inferior: mucho más arduo que tejer una cuerda de arena o que amonedar el viento sin cara. Comprendió que un fracaso inicial era inevitable. Juró olvidar la enorme alucinación que lo había desviado al principio y buscó otro método de trabajo. Antes de ejercitarlo, dedicó un mes a la reposición de las fuerzas que había malgastado el delirio. Abandonó toda premeditación de soñar y casi acto continuo logró dormir un trecho razonable del día. Las raras veces que soñó durante ese período, no reparó en los sueños. Para reanudar la tarea, esperó que el disco de la luna fuera perfecto. Luego, en la tarde, se purificó en las aguas del río, adoró los dioses planetarios, pronunció las sílabas lícitas de un nombre poderoso y durmió. Casi inmediatamente, soñó con un corazón que latía.

Lo soñó activo, caluroso, secreto, del grandor de un puño cerrado, color granate en la penumbra de un cuerpo humano aun sin cara ni sexo; con minucioso amor lo soñó, durante catorce lúcidas noches. Cada noche, lo percibía con mayor evidencia. No lo tocaba: se limitaba a atestiguarlo, a observarlo, tal vez a corregirlo con la mirada. Lo percibía, lo vivía, desde muchas distancias y muchos ángulos. La noche catorcena rozó la arteria pulmonar con el índice y luego todo el corazón, desde afuera y adentro. El examen lo satisfizo. Deliberadamente no soñó durante una noche: luego retomó el corazón, invocó el nombre de un planeta y emprendió la visión de otro de los órganos principales. Antes de un año llegó al esqueleto, a los párpados. El pelo innumerable fue tal vez la tarea más difícil. Soñó un hombre íntegro, un mancebo, pero éste no se incorporaba ni hablaba ni podía abrir los ojos. Noche tras noche, el hombre lo soñaba dormido.

En las cosmogonías gnósticas, los demiurgos amasan un rojo Adán que no logra ponerse de pie; tan inhábil y rudo y elemental como ese Adán de polvo era el Adán de sueño que las noches del mago habían fabricado. Una tarde, el hombre casi destruyó toda su obra, pero se arrepintió. (Más le hubiera valido destruirla.) Agotados los votos a los númenes de la tierra y del río, se arrojó a los pies de la efigie que tal vez era un tigre y tal vez un potro, e imploró su desconocido socorro. Ese crepúsculo, soñó con la estatua. La soñó viva, trémula: no era un atroz bastardo de tigre y potro, sino a la vez esas dos criaturas vehementes y también un toro, una rosa, una tempestad. Ese múltiple dios le reveló que su nombre terrenal era Fuego, que en ese templo circular (y en otros iguales) le habían rendido sacrificios y culto y que mágicamente animaría al fantasma soñado, de suerte que todas las criaturas, excepto el Fuego mismo y el soñador, lo pensaran un hombre de carne y hueso. Le ordenó que una vez instruido en los ritos, lo enviaría al otro templo despedazado cuyas pirámides persisten aguas abajo, para que alguna voz lo glorificara en aquel edificio desierto. En el sueño del hombre que soñaba, el soñado se despertó.

El mago ejecutó esas órdenes. Consagró un plazo (que finalmente abarcó dos años) a descubrirle los arcanos del universo y del culto del fuego. Íntimamente, le dolía apartarse de él. Con el pretexto de la necesidad pedagógica, dilataba cada día las horas dedicadas al sueño. También rehizo el hombro derecho, acaso deficiente. A veces, lo inquietaba una impresión de que ya todo eso había acontecido... En general, sus días eran felices; al cerrar los ojos pensaba: Ahora estaré con mi hijo. O, más raramente: El hijo que he engendrado me espera y no existirá si no voy.

Gradualmente, lo fue acostumbrando a la realidad. Una vez le ordenó que embanderara una cumbre lejana. Al otro día, flameaba la bandera en la cumbre. Ensayó otros experimentos análogos, cada vez más audaces. Comprendió con cierta amargura que su hijo estaba listo para nacer -y tal vez impaciente. Esa noche lo besó por primera vez y lo envió al otro templo cuyos despojos blanqueaban río abajo, a muchas leguas de inextricable selva y de ciénaga. Antes (para que no supiera nunca que era un fantasma, para que se creyera un hombre como los otros) le infundió el olvido total de sus años de aprendizaje.

Su victoria y su paz quedaron empañadas de hastío. En los crepúsculos de la tarde y del alba, se prosternaba ante la figura de piedra, tal vez imaginando que su hijo irreal ejecutaba idénticos ritos, en otras ruinas circulares, aguas abajo; de noche no soñaba, o soñaba como lo hacen todos los hombres. Percibía con cierta palidez los sonidos y formas del universo: el hijo ausente se nutría de esas disminuciones de su alma. El propósito de su vida estaba colmado; el hombre persistió en una suerte de éxtasis. Al cabo de un tiempo que ciertos narradores de su historia prefieren computar en años y otros en lustros, lo despertaron dos remeros a medianoche: no pudo ver sus caras, pero le hablaron de un hombre mágico en un templo del Norte, capaz de hollar el fuego y de no quemarse. El mago recordó bruscamente las palabras del dios. Recordó que de todas las criaturas que componen el orbe, el fuego era la única que sabía que su hijo era un fantasma. Ese recuerdo, apaciguador al principio, acabó por atormentarlo. Temió que su hijo meditara en ese privilegio anormal y descubriera de algún modo su condición de mero simulacro. No ser un hombre, ser la proyección del sueño de otro hombre ¡qué humillación incomparable, qué vértigo! A todo padre le interesan los hijos que ha procreado (que ha permitido) en una mera confusión o felicidad; es natural que el mago temiera por el porvenir de aquel hijo, pensado entraña por entraña y rasgo por rasgo, en mil y una noches secretas.

El término de sus cavilaciones fue brusco, pero lo prometieron algunos signos. Primero (al cabo de una larga sequía) una remota nube en un cerro, liviana como un pájaro; luego, hacia el Sur, el cielo que tenía el color rosado de la encía de los leopardos; luego las humaredas que herrumbraron el metal de las noches; después la fuga pánica de las bestias. Porque se repitió lo acontecido hace muchos siglos. Las ruinas del santuario del dios del fuego fueron destruidas por el fuego. En un alba sin pájaros el mago vio cernirse contra los muros el incendio concéntrico. Por un instante, pensó refugiarse en las aguas, pero luego comprendió que la muerte venía a coronar su vejez y a absolverlo de sus trabajos. Caminó contra los jirones de fuego. Éstos no mordieron su carne, éstos lo acariciaron y lo inundaron sin calor y sin combustión. Con alivio, con humillación, con terror, comprendió que él también era una apariencia, que otro estaba soñándolo.

2.11.07


Una de las cosas que me ha venido a alegrar , las últimas semanas, ha sido el que he descubierto al que ahora es mi nuevo máximo ídolo :

Jorge Luís Borges, un autentico genio, sus muy profundos planteamientos filosóficos, su gran sentido de la metáfora, la asombrosa capacidad creadora de su imaginación, su gran erudición en una basta gama de temas, su asombrosa facilidad de expresión, me han cautivado.

En Borges he encontrado varios de los temas que siempre me han fascinado (algunos de los cuales he tratado en este blog un pequeño reflejo de mi cabeza) por ejemplo diversas fantasías con el tiempo, en su cuento La otra muerte, trata el tema de Dios cambiando el pasado, en El milagro secreto nos habla de un judío al que le es concedido el don de que el tiempo se detenga a unos minutos de su muerte, mientras el tiempo se detiene le es concedido un año para poder el judío,terminar su obra; el eterno retorno (al que abate en su ensayo La teoría de los ciclos ) es abordado en cuentos como el tema del traidor y el héroe, los teólogos, el inmortal, la biblioteca infinita,etc.
La posibilidad de que todo lo que nos rodea no exista, de que todo no sea más que un sueño, El golem, el idealismo, la memoria, la alquimia, los laberintos y los espejos, el infinito, Dios, las matemáticas son unos cuantos de los temas que maneja Borges siempre con maestría, incluso el sentido del humor de Borges me parece uno de los mejores, así en el cuento Abenjacán el bojari, muerto en su laberinto ,no puedo evitar sonreír al leer

Unwin había publicado un estudio sobre el teorema que Fermat no escribió al margen de una página de Diofanto

( x) yo siempre he pensado que Fermat nunca escribio la demostración de aquel teorema ya vi que no soy el unico,
En fin luego le sigo mientras les dejo este poema

Amanacer (Jorge Luis Borges)
En la honda noche universal
que apensa contradicen los faroles
una racha perdida
ha ofendido las calles taciturnas
como presentimiento tembloroso
del amanecer horrible que ronda
los arrabales desmantelados del mundo.
Curioso de la sombra
y acobardado por la amenaza del alba
reviví la tremenda conjetura
de Schopenhauer y de Berkeley
que declara que el mundo
es una actividad de la mente,
un sueño de las almas,
sin base ni propósito ni volumen.
Y ya que las ideas
no son eternas como el mármol
sino inmortales como un bosque o un río,
la doctrina anterior
asumió otra forma en el alba
y la superstición de esa hora
cuando la luz como una enredadera
va a implicar las paredes de la sombra,
doblegó mi razón
y trazó el capricho siguiente:
si están ajenas de sustancia las cosas
y si esta numerosa Buenos Aires
no es más que un sueño
que erigen en compartida magia las almas,
hay un instante
en que peligra desaforadamente su ser
y es el instante estremecido del alba,
cuando son pocos los que sueñan el mundo
y sólo algunos trasnochadores conservan,
cenicienta y apenas bosquejada,
la imagen de las calles
que definirán después con los otros.
¡Hora en que el sueño pertinaz de la vida
corre peligro de quebranto
hora en que le sería fácil a Dios
matar del todo Su obra!

Pero de nuevo el mundo se ha salvado.
La luz discurre inventando sucios colores
y con algún remordimiento
de mi complicidad en el resurgimiento del día
solicito mi casa,
atónita y glacial en la luz blanca,
mientras un pájaro de tiene mi silencio
y la noche gastada
se ha quedado en los ojos de los ciegos.

1.11.07

Escepticismo

"No hay en el mundo fortuna mayor, creo, que la incapacidad de la mente humana para relacionar entre sí todo lo que hay en ella. Vivimos en una isla de plácida ignorancia, rodeados por los negros mares de lo infinito, y no es nuestro destino emprender largos viajes. Las ciencias, que siguen sus caminos propios, no han causado mucho daño hasta ahora; pero algún día la unión de esos disociados conocimientos nos abrirá a la realidad, y a la endeble posición que en ella ocupamos, perspectivas tan terribles que enloqueceremos ante la revelación, o huiremos de esa funesta luz, refugiándonos en la seguridad y la paz de una nueva edad de las tinieblas"

(La llamada de Cthulhu .-Howard Phillips Lovecraft )


Yo me considero un escéptico, siempre he pensado que muchos de los grandes problemas de la vida no pueden ni podrán ser resueltos por el hombre (por si solo), ajeno a los secretos del microcosmos y del macrocosmos y que solo aprecia 3 de las dimensiones del universo, cuando les hablaba de mis teorías acerca del eterno retorno, manejaba que una opción seria que fuera simplemente imposible para la naturaleza humana discernir si el tiempo o el espacio son o no infinitos (por cierto, el concepto de infinito refleja muy bien la flaqueza del hombre; desde tiempos remotos ,los matemáticos al tratar con el infinito caen en paradojas), por eso me fascinan tanto el mito de Gilgamesh (que habla de las profundas e infranqueables barreras que separan al ser humano de los Dioses y de las bestias ) y aquel dialogo Platónico que narra el origen de la filosofía como algo tan propio del hombre que no posee la sabiduría pero que la añora, siempre he pensado que el hombre esta entre los seres irracionales y Dios y que de estar escrito que el hombre descubra los misterios del cosmos se encontrara sin duda alguna con maravillas más allá de lo concebible y con Dios.

No confundir con esos tipos vulgares que aparecen en revistas o en la TV negando la existencia de los OVNIS o de Dios, o algo por el estilo, por escepticismo doy a entender mi menos precio a la capacidad del hombre para llegar a comprender su lugar en el universo, )

7.5.07

El rey de las bestias (miticas)


Sin duda alguna la criatura mítica por excelencia y la más famosa de todas es el Dragón cuyo mito puede ser rastreado en lugares tan lejanos como El Japón y Egipto.

A lo largo de los siglos y pasando por los diferentes pueblos podemos encontrarnos con una extensa variedad de referencias a esta criatura; hay dragones fieros y malvados que acechan al ganado, devoran a las doncellas y libran encarnizadas batallas contra nobles caballeros, pero también los hay que son grandes benefactores del genero humano, hay dragones que son capaces de devorar al sol y los hay que caben en una gota de agua, hay dragones que vomitan fuego, otros que no, hay dragones alados, terrestres, acuáticos y subterráneos.
Los dragones han estado y siempre estarán hay para cubrir la necesidad especial de cada pueblo, la influencia de los dragones ha sido bastante valiosa para la mitología, la religión y las artes.
Por cierto, en muchos casos se confunden las figuras de los dragones con criaturas parecidas como serpientes gigantes, en muchos casos una leyenda sobre una serpiente gigante puede acabar degenerando en un relato sobre dragones.


Entre los dragones más antiguos se encuentra Zu que forman parte de las leyendas del pueblo sumerio hacia el cuarto milenio antes de Cristo, Zu le robo las tablas que contenían las leyes del universo a Enlil , el principal Dios de los Sumerios , quien le ordeno a Ninurta divinidad solar que asesinara al dragón, en un combate que representa la lucha entre las fuerzas de la luz y las de la oscuridad, combate destinado a repetirse en innumerables ocasiones.

Los babilonios que desplazaron a los sumerios hacia el año 1800 AC, adoptaron en el proceso muchos de sus mitos, el mito de la creación sumeria, nos explica como en un origen solo existían el océano y el mar primordiales de los que emergió “Mummu” el primer lugar y después un par de serpientes que alumbraron a Ansar y a Kisr de ambas nacieron las grandes divinidades Anu, Bel, Ea , sin embargo el bullicio de los Dioses molesto al océano y el mar primitivos (Apsu y Tiamat) que decidieron aniquilarlos, sin embargo Ea, el Dios de la magia logro inmovilizar a Apsu, personificación de lo masculino y del mar primordial y después matarlo (eso explica porque las aguas dulces suelen estar quietas) por su parte Tiamat que sule ser representada como una feroz dragona engendro un ejercito de monstruos que incluia por ejemplo serpientes marinas, los dioses entonces cedieron todo su poder a Marduk, hijo de Ea, quien decidió utilizar como arma el viento, cuando la enorme Dragona abrio su boca, Marduk ordeno a los vientos que se introdujeran en ella ,paralizándola , entonces nada pudo impedir que Marduk disparara sus flechas que atravesaron la garganta de Tiamat .Marduk tras conseguir la victoria dividió en 2 el cuerpo de la dragona y uno de ellos se convirtió en la bóveda celeste y la otra la tierra.
Tenemos aquí además de una lucha entre el bien y el mal, entre las fuerzas del caos y las del orden, un mito como les decía, de la creación .

El mito de Tiamat se puede ver en la mitología griega en equidna (del griego Ekhydna, víbora), quien junto a su compañero Tifón , estuvo entre los titanes que intentaron escalar al Olimpo para derrocar a Zeus, solo para ser derrotados por el nuevo soberano de los Dioses, sin embargo se les perdono la vida a fin de que Equidna y Tifón engendraran los monstruos que algún día serian un desafió para los héroes, entre los hijos de Equidna están la esfinge, el águila que devoraba el hígado de Prometeo, el dragón que resguardaba el vellocino de oro y otros.
Siguiendo dentro de la mitología griega, otro dragón fue el que debió de enfrentar Cadmo por orden de Atena para fundar la ciudad de Tebas, después de matar al Dragón que resguardaba el lugar , planto los colmillos del dragón y brotaron varios guerreros que se asesinaron unos a otros hasta que solo quedaron en pie 5 de ellos, con los cuales Cadmo fundo Tebas(por cierto Cadmo, paso cierto tiempo como esclavo para compensar que asesino al dragón , que pertenecía al Dios Ares).
Cadmo por Hendrick Goltzius
Perseo después de asesinar a la medusa rescato a la princesa Andrómeda que era amenazada por una serpiente de mar.

En Egipto el Dios Ra que diariamente recorría su imperio desde el firmamento constantemente se veía amenazado por la serpiente Apofis que en Alguna ocasión, logro tragarse la embarcación.
Hay versiones que hablan de una lucha entre el Sol y su eterno enemigo el Dragón, que se lo traga cada noche para finalmente ser vencido, otra versión afirma que el sol desciende todas las noches al mundo subterráneo , en el que se enfrenta al Dragón y lo vende y regresa glorioso todas las mañanas.
En los relatos de la mitología germánica, el héroe Sifgrido tras vencer al Dragón Fatner , guardián de un gran tesoro, baña todo su cuerpo en la sangre del dragón (a excepción de una pequeña parte de su espalda que fue cubierta por una hoja) y aprende el idioma secreto de las aves.


Tambien es notable Jormundgander o la Serpiente Midgard , fue el eterno enemigo del dios Thor con el cual esta destinado a batallar el día del Ragnarök (destino de los dioses) ,donde ambos saldran muertos del fatal encuentro .
Para el cristianismo el dragón no puede ser otra cosa que la encarnación misma del demonio, en el génesis la serpiente es la seductora original que hace caer en la perdición a la humanidad, y es por eso condenada a arrastrarse sobre su vientre, en el Apocalipsis, Satanás adopta la forma de un Dragón que lucha contra el arcángel Miguel en el cielo, siendo por lo tanto el dragón una criatura terriblemente malvada en la tradición cristiana.
San Miguel en Guerra con el Dragón por Durero
Una leyenda que ejemplifica la posición cristiana hacia el dragón es la de San Jorge.
Se supone que el pueblo de Silene (en lo que actualmente es Libia) permanecía en constante temor por un Dragón que vivía en las afueras de la ciudad, el cual fue mantenido a raya por un tiempo ofreciéndole varias ovejas al día, aunque al poco tiempo empezó a exigir a hombre y 1 oveja diarios y con el tiempo exigió la carne de deliciosas doncellas .Se hicieron pues ,por orden del rey sorteos diarios entre las muchachas del pueblo ara determinar las victimas del dragón, hasta que un triste día le toco a la princesa Sabrá ser ofrecida al Dragón , el rey suplico a sus súbditos se hiciera una excepción para su hija, pero esto le fue negado, la princesa fue llevada hasta el lugar donde se encontraba el dragón, sin embargo de repente apareció Jorge de Lydda quien iba en camino hacia la corte del emperador Diocleciano a suplicarle el perdón de los cristianos.
Jorge de Lydda, al darse cuenta de lo que ocurría hizo la señal de la cruz con su espada y se lanzo contra el dragón al que derroto
, tras fiero combate, después acompañado por la princesa arrastro al monstruo hasta el interior de la ciudad, donde San Jorge fue aclamado y explico que su poder provenía del Dios de los cristianos, entonces la ciudad entera se convirtió al cristianismo, luego San Jorge corto la cabeza del Dragón.
San Jorge por Rafael


Y ya que estoy tocando el tema, lo que en Europa fue un mito, doncellas entregadas al apetito de dragones, en Egipto donde hay cocodrilos, fue una realidad en cierto modo, la costumbre de arrojar vírgenes al río Nilo, en ritos de fertilidad, persistió hasta que Egipto fue conquistado por los ejércitos musulmanes, nos ha llegado además a través del geógrafo griego Strabo relatos de una ciudad en Egipto llamada Cocodrilópolis, donde se adoraba a enjoyados cocodrilos, que al morir eran momificados.

Otra leyenda popular es la del gusano Lambton:
Se dice que hubo un domingo en el que Jhon de Lambton decidió irse a pescar al rió Wear en vez de acudir a misa ,su pesca se vio arruinada cuando saco del río un enorme gusano que tenia nueve agujeros de cada lado de la boca, al que arrojo a un pozo, y después se regreso a su casa. Pese a todo ,Lambton volvería a irse de pesca en un día Domingo .El gusano pocas semanas después abandono el pozo y se arrastro hasta una piedra en medio del río, por las noches el gusano solía deslizarse hasta la orilla del río y cometer toda clase de desmanes , como devorar corderos enteros de un bocado, tomarse la leche de las vacas y aterrorizar a niños y mujeres. Lambton acepto ser el responsable de la presencia del monstruo, y pensando que son buenas acciones aquel desaparecería, marcho a Tierra Santa para combatir en las cruzadas, por un periodo de 7 años, al regresar solo se encontró con que la furia del gusano era cada vez más incontenible, mataba a quien lo enfrentara y exigía a la familia Lambton grandes cantidades de leche como tributo, todos los días. Jhon entonces acudió con la bruja de Brugeford, quien le dijo : Vencerás pero recuerda , cuando acabes con el monstruo deberás matar al primer ser o persona que , a tu regreso, encuentres al cruzar el umbral de tu casa. Esto debes jurarlo .Si no lo cumples, pasaran nueve generaciones antes de que un Lambton muera en su cama. Jhon acepto y se preparo con una armadura especial protegida por filos acerados y fue a combatir a la terrible bestia a la que derroto tras un gran esfuerzo, al regresar a su hogar hizo sonar el clarín , como había pactado con sus ciervos para que el primero en salir fuera su sabueso Boris, no obstante salio antes que nadie su padre, el viejo Lord Lambton para abrazar a su hijo, Jhon , rechazando el abrazo llamo a su mascota y la mato, desatándose así una maldición, por nueve generaciones ningún Lambton murió en su cama, el primero en sufrir la maldición fue el vencedor del gusano quien murió en otra cruzada, la maldición termino en 1761, cuando Henry Lambton diputado por la ciudad de Dirham, murió en un accidente cuando su carruaje cruzaba un puente sobre el rió Wear.

En China, el dragón por el contrario es noble y benevolente, se asocian con la felicidad y la abundancia y se alimenta de golondrinas, he aquí una descripción en un libro chino del año 1600

El Dragón es… el mayor de todos los animales de escama. Tiene cabeza de camello, cornamenta de ciervo, ojos de liebre, orejas de toro, cuello de serpiente, vientre de rana, escamas de carpa, garras de águila y zarpas de tigre. Posee ochentayuna escamas, es decir, nueve veces nueve, el número más afortunado…Cuando respira, su aliento forma nubes que en algunas ocasiones se convierten, en lluvia, otras en fuego…Ama las piedras preciosas y el jade. Le encanta la carne de golondrina, aborrece el hierro, la planta del mong, el ciempiés, las hojas de baya de China y la seda de cinco colores. Para que llueva, se le debe de ofrecer una golondrina; si se desea evitar las inundaciones, conviene darle hierro; para excitar al dragón deberá emplearse la planta del mong .Sin embargo en algunas ocasiones el dragón podía enfurecerse y provocar sequías o atacar a su antiguo enemigo, el sol y provocar un eclipse.

Por otro lado el dragón japonés menos común en sus mitos, Se parece más al dragón occidental, por ejemplo el Dios japonés de la tempestad, Susanoo, expulsado del cielo, vago por la tierra y se encontró con 2 ancianos y una bella muchacha, llorando, porque la muchacha iba a ser devorada por un dragón de 8 colas y 8 cabezas, que con su mole ocupaba ocho valles y ocho colinas , Susanoo mato al dragón, de sus entrañas saco una espada diamantina, la cual después regalaría a su hermana y seria nuevamente admitido en el cielo.



Las interpretaciones que da el psicoanálisis a los diferentes mitos sobre los dragones varían, en general son una representación del arquetipo de la sombra, los impulsos más salvajes del hombre, si bien en cuanto a el papel del dragón como guardián de tesoros se ha dicho que el tesoro son los impulsos sexuales del hijo, reprimidos por la madre (el dragón ) o la virginidad de la hija protegida por el padre. Los mitos que hablan del dragón como un símbolo de la fertilidad o en las que el dragón surge en la primavera de un dragón resguardado por las aguas, crecía se volvía fuerte y declinaba , con el otoño para morir en invierno y reanudar el ciclo, son una representación, de cuando el padre viejo y disminuido en su potencia ,es superado por sus vigorosos hijos.
El mito de los dragones parece cubrir profundas necesidades acordes a cada pueblo, el dragón europeo parece una serpiente, el dragón hindú un elefante y el chino un siervo, pese a estar considerado en los últimos tiempos una mera pura fantasia, el dragón siempre ejercerá mayor fascinación sobre nosotros y la marca del dragón en nuestra cultura, prevalecera por siempre.

6.5.07

Oasis.-She is electric



She's electric
She's in a family full of eccentrics
She done things I never expected
And I need more time
She's got a sister
And god only knows how I've missed her
On the palm of her hand is a blister
And I need more time

And I want you to know
I've got my mind made up now
But I need more time
And I want you to say
Do you know what I'm saying?
But I need more ....
Coz I'll be you and you'll be me
There's lots and lots for us to see
There's lots and lots for us to do
She is electric, can I be electric too?

She's got a brother
We don't get on with one another
But I quite fancy her mother
And I think that she likes me
She's got a cousin
In fact she's got 'bout a dozen
She's got one in the oven
But it's nothing to do with me

And I want you to know
I've got my mind made up now
But I need more time
And I want you to say
Do you know what I'm saying?
But I need more ....
Coz I'll be you and you'll be me
There's lots and lots for us to see
There's lots and lots for us to do
She is electric, can I be electric too?

4.5.07

Un campeón del hispanismo

Pues yo no conozco mucho sobre la vida de José Vasconcelos pero me imagino que le encantaba la poesía de Rubén Darío , pero bueno eso es mi imaginación, como sea lo que quiero decir es que Darío compartio la preocupación del filosofo mexicano en cuanto a su preocupación por la posición de los pueblos latinoamericanos ante la expansión del poderío y la influencia de los EU en los aspectos militar ,económico y sobre todo cultural, les dejo 3 emotivos poemas en los que el nicaragünse plasmo como solo el pudo haberlo hecho no solo sus preocupaciones, con respecto al imperialismo estadounidense, sino alabanzas a la cultura latina :La salutación al optimista,Los cisnes y A Roosevelt
SALUTACION DEL OPTIMISTA

Ínclitas razas ubérrimas, sangre de Hispania fecunda,
espíritus fraternos, luminosas almas, ¡salve!
Porque llega el momento en que habrán de cantar nuevos himnos
lenguas de gloria. Un vasto rumor llena los ámbitos;
mágicas ondas de vida van renaciendo de pronto;
retrocede el olvido, retrocede engañada la muerte,
se anuncia un reino nuevo, feliz sibila sueña,
y en la caja pandórica de que tantas desgracias surgieron
encontramos de súbito, talismánica, pura, riente,
cual pudiera decirla en sus versos Virgilio divino,
la divina reina de luz, ¡la celeste Esperanza!

Pálidas indolencias, desconfianzas fatales que a tumba
o a perpetuo presidio, condenasteis al noble entusiasmo,
ya veréis el salir del sol en un triunfo de liras,
mientras dos continentes, abandonados de huesos gloriosos,
del Hércules antiguo la gran sombra soberbia evocando,
digan al orbe: la alta virtud resucita,
que a la hispana progenie hizo dueña de siglos.

Abominad la boca que predice desgracias eternas,
abominad los ojos que ven sólo zodíacos funestos,
abominad las manos que apedrean las ruinas ilustres
o que la tea empuñan o la daga suicida.
Siéntense sordos ímpetus en las entrañas del mundo,
la inminencia de algo fatal hoy conmueve la tierra;
fuertes colosos caen, se desbandan bicéfalas águilas,
y algo se inicia como vasto social cataclismo
sobre la faz del orbe. ¿Quién dirá que las savias dormidas
no despierten entonces en el tronco del roble gigante
bajo el cual se exprimió la ubre de la loba romana?
¿Quién será el pusilánime que al vigor español niegue músculos
y que al alma española juzgase áptera y ciega y tullida?
No es Babilonia ni Nínive enterrada en olvido y en polvo
ni entre momias y piedras, reina que habita el sepulcro,
la nación generosa, coronada de orgullo inmarchito,
que hacia el lado del alba fija las miradas ansiosas,
ni la que, tras los mares en que yace sepulta la Atlántida,
tiene su coro de vástagos, altos, robustos y fuertes.

Únanse, brillen, secúndense, tantos vigores dispersos:
formen todos un solo haz de energía ecuménica.
Sangre de Hispania fecunda, sólidas, ínclitas razas,
muestren los dones pretéritos que fueron antaño su triunfo.
Vuelva el antiguo entusiasmo, vuelva el espíritu ardiente
que regará lenguas de fuego en esa epifanía.
Juntas las testas ancianas ceñidas de líricos lauros
y las cabezas jóvenes que la alta Minerva decora,
así los manes heroicos de los primitivos abuelos,
de los egregios padres que abrieron el surco prístino,
sientan los soplos agrarios de primaverales retornos
y el rumor de espigas que inició la labor triptolémica.

Un continente y otro renovando las viejas prosapias,
en espíritu unidos, en espíritu y ansias y lengua,
ven llegar el momento en que habrán de cantar nuevos himnos.
La latina estirpe verá la gran alba futura:
en un trueno de música gloriosa, millones de labios
saludarán la espléndida luz que vendrá del Oriente,
Oriente augusto, en donde todo lo cambia y renueva
la eternidad de Dios, la actividad infinita.
Y así sea Esperanza la visión permanente en nosotros,
¡ínclitas razas ubérrimas, sangre de Hispania fecunda!

LOS CISNES


A Juan Ramón Jiménez

¿Qué signo haces, oh Cisne, con tu encorvado cuello
al paso de los tristes y errantes soñadores?
¿Por qué tan silencioso de ser blanco y ser bello,
tiránico a las aguas e impasible a las flores?

Yo te saludo ahora como en versos latinos
te saludara antaño Publio Ovidio Nasón.
Los mismos ruiseñores cantan los mismos trinos,
y en diferentes lenguas es la misma canción.

A vosotros mi lengua no debe ser extraña.
A Garcilaso visteis, acaso, alguna vez...
Soy un hijo de América, soy un nieto de España...
Quevedo pudo hablaros en verso en Aranjuez....

Cisnes, los abanicos de vuestras alas frescas
den a las frentes pálidas sus caricias más puras
y alejen vuestras blancas figuras pintorescas
de nuestras mentes tristes las ideas obscuras.

Brumas septentrionales nos llenan de tristezas,
se mueren nuestras rosas, se agostan nuestras palmas,
casi no hay ilusiones para nuestras cabezas,
y somos los mendigos de nuestras pobres almas.

Nos predican la guerra con águilas feroces,
gerifaltes de antaño revienen a los puños,
mas no brillan las glorias de las antiguas hoces,
ni hay Rodrigos ni Jaimes, ni han Alfonsos ni Nuños.

Faltos del alimento que dan las grandes cosas,
¿qué haremos los poetas sino buscar tus lagos?
A falta de laureles son muy dulces las rosas,
y a falta de victorias busquemos los halagos.

La América Española como la España entera
fija está en el Oriente de su fatal destino;
yo interrogo a la Esfinge que el porvenir espera
con la interrogación de tu cuello divino.

¿Seremos entregados a los bárbaros fieros?
¿Tantos millones de hombres hablaremos inglés?
¿Ya no hay nobles hidalgos ni bravos caballeros?
¿Callaremos ahora para llorar después?

He lanzado mi grito, Cisnes, entre vosotros,
que habéis sido los fieles en la desilusión,
mientras siento una fuga de americanos potros
y el estertor postrero de un caduco león...

...Y un Cisne negro dijo: "La noche anuncia el día".
Y uno blanco: "¡La aurora es inmortal, la aurora
es inmortal !" ¡Oh tierras de sol y de armonía,
aun guarda la Esperanza la caja de Pandora!

A ROOSEVELT

Es con voz de la Biblia, o verso de Walt Whitman,
que habría de llegar hasta ti, Cazador,
primitivo y moderno, sencillo y complicado,
con un algo de Wáshington y cuatro de Nemrod.
Eres los Estados Unidos,
eres el futuro invasor
de la América ingenua que tiene sangre indígena,
que aún reza a Jesucristo y aún habla español.

Eres soberbio y fuerte ejemplar de tu raza;
eres culto, eres hábil; te opones a Tolstoy.
Y domando caballos, o asesinando tigres,
eres un Alejandro-Nabucodonosor.
(Eres un profesor de Energía
como dicen los locos de hoy.)

Crees que la vida es incendio,
que el progreso es erupción,
que en donde pones la bala
el porvenir pones.
No.

Los Estados Unidos son potentes y grandes.
Cuando ellos se estremecen hay un hondo temblor
que pasa por las vértebras enormes de los Andes.
Si clamáis, se oye como el rugir del león.
Ya Hugo a Grant lo dijo: Las estrellas son vuestras.
(Apenas brilla, alzándose, el argentino sol
y la estrella chilena se levanta...) Sois ricos.
Juntáis al culto de Hércules el culto de Mammón;
y alumbrando el camino de la fácil conquista,
la Libertad levanta su antorcha en Nueva-York.

Mas la América nuestra, que tenía poetas
desde los viejos tiempos de Netzahualcoyotl,
que ha guardado las huellas de los pies del gran Baco,
que el alfabeto pánico en un tiempo aprendió;
que consultó los astros, que conoció la Atlántida
cuyo nombre nos llega resonando en Platón,
que desde los remotos momentos de su vida
vive de luz, de fuego, de perfume, de amor,
la América del grande Moctezuma, del Inca,
la América fragante de Cristóbal Colón,
la América católica, la América española,
la América en que dijo el noble Guatemoc:
«Yo no estoy en un lecho de rosas»; esa América
que tiembla de huracanes y que vive de amor,
hombres de ojos sajones y alma bárbara, vive.
Y sueña. Y ama, y vibra, y es la hija del Sol.
Tened cuidado. ¡Vive la América española!
Hay mil cachorros sueltos del León Español.
Se necesitaría, Roosevelt, ser, por Dios mismo,
el Riflero terrible y el fuerte Cazador,
para poder tenernos en vuestras férreas garras.

Y, pues contáis con todo, falta una cosa: ¡Dios!

1.5.07

El pegaso y la moderación

Varias fueron las directrices que modelaron el pensamiento griego, por un lado tenemos el individualismo, que da el valor a la persona y que exhorta al individuo a dar lo mejor de si mismo en tantas áreas como le sea posible , por otro lado tenemos la moderación, que los griegos trataron de imponer en su forma de vida, en su carácter y en sus esculturas, que nunca nos muestran efectos demasiado agresivos sino expresiones moderadas y calmadas, muchos mitos griegos tratan sobre la hibris, o desmesura, si bien los griegos trataban en ciertos aspectos de parecerse a los Dioses siempre debían tener presentes que no lo eran, pues podían caer en desgracia, la hibris surgía cuando en un arrebato de orgullo,un hombre se volvía demasiado soberbio o trataba de cambiar su destino , deseando para si más de lo que merecía.

La mitología griega nos habla mucho del carácter de este pueblo ,varios mitos nos hablan de la hibris, una de las diosas más antiguas del panteón griego fue la Diosa Némesis que se encargaba de la venganza distributiva, esto es de castigar a aquellos que recibían demasiada felicidad.

Una figura más asociada con el orgullo de lo que podíamos pensar es la del Pegaso, para hablar de el tengo que remontarme un poco a la historia de la Medusa, Medusa era una hermosa joven que fue seducida, tal vez violada por el Dios Poseidon en un templo dedicado a Atena, quien furiosa transformo a la Medusa en el ser horrible que todos conocemos con serpientes por cabello, y una horrible piel escamosa, medusa quedo entonces embarazada de Poseidon, y fue asesinada poco después por el héroe Perseo, quien la decapito, entonces de la sangre derramada por la medusa surgieron el Pegaso y su hermano el gigante Crisaor, el Pegaso voló hasta el olimpo para ponerse a las ordenes de Zeus en una alegoría de lo que muchos ven como la victoria del héroe sobre el orgullo y la soberbia para elevar al espíritu hasta las alturas del firmamento.

El Pegaso (del griego Pege que en griego significa fuente) era un hermoso caballo alado, blanco se encargaba de llevarle el rayo y el trueno a Zeus , el rey de los Dioses , en alguna ocasión, las musas, que residían en el monte Helicón, que era personificado por un Dios con el mismo nombre , se enfrentaron a las Piérides y el canto de las musas fue tan hermoso, tan bello, tan sublime , que el firmamento, los ríos y las estrellas se detuvieron para escucharlas, hinchado de orgullo y éxtasis, el Helicón creció más y más casi hasta tocar el cielo, hasta que los Dioses ordenaron al Pegaso golpear el Helicón con sus cascos , de hay surgió la fuente Hipocrena , que significa la fuente del caballo.

Posteriormente el Pegaso ayuda a Belerofonte a vencer a la Quimera, monstruo con cabeza de león, cuerpo de cabra y cola de serpiente, Belerofonte arrojo plomo sobre la garganta de la quimera, que con su aliento de fuego fundió el plomo , el plomo fundido quemo el interior de la quimera, posteriormente, Belerofonte vencería a las amazonas,mujeres gigantes , lleno de orgullo monto sobre Pegaso con rumbo al Olimpo para reunirse con los dioses, cosa que encolerizo a Zeus, quien mando a un simple mosquito para que picara al Pegaso, y entonces este derrumbo a Belerofonte, quien cayo a la tierra ,y a partir de entonces vago maltrecho y herido hasta el final de sus días, el Pegaso pese a todo no fue inmortal, el día que murió fue elevado por Zeus al firmamento , surgiendo así la constelación del Pegaso.