8.4.08

¡De la ira de los vikingos líbranos señor! ( parte I)

Hacia el año 800 Europa comenzaba a repetir un panorama similar al de siglos atrás, oleadas de feroces guerreros bárbaros pertenecientes a tribus germánicas se abalanzaron sobre los restos de un imperio en franca decadencia, que en esta ocasión se trataba del franco, mientras que los bárbaros eran los vikingos, procedentes de la fría región de escandinavia, eran parientes de las otras tribus que se habían emigrado siglos antes al sur.
Son oscuros los motivos por los que los vikingos irrumpieron de forma tan violenta e intempestiva en la historia del resto de Europa, la explicación más recurrente, indica que estos pueblos, enfrentaron un problema de sobrepoblación, al no poder extenderse a las inhóspitas regiones montañosas internas de escandinavia, limitándose a las estrechas franjas costeras, esta teoría no lo suficientemente convincente suele ser complementada con otros hechos importantes: La debilidad del reino franco y de los reinos anglo sajones, la destrucción del poder naval frisio a manos de los francos, dejando espacio libre a los vikingos, el aumento del comercio escandinavo que probablemente actuó como una llamada a ir en busca de riquezas y de aventuras y el derecho de los primogénitos en la herencia, que formo un grupo de hijos menores de caudillos que habían sido desheredados , y el perfeccionamiento técnico en la construcción de sus naves.





Que los pueblos nórdicos tuvieran una gran habilidad en la construcción de naves, era algo natural, el relieve y el clima de sus países hicieron siempre muy dificiles las comunicaciones por tierra.

La clásica nave vikinga de guerra era un embarcación estrecha ,ligera , de gran longitud, y de poco calado, podía incluir o no un mástil con una vela, con remos a lo largo de todo el casco, era una nave realmente asombrosa, la posesión más apreciada por los pueblos nórdicos y la clave de su poderío militar, una nave de unos 21 m de eslora y 4.80 de manga era capaz de albergar a casi 100 hombres pero podía llegar a ser maniobrada por solo 15, era capaz de resistir las tempestuosas travesías atlánticas , su poco calado le permitía navega en aguas pocos profundas y adentrarse en los ríos de Europa, su poco peso permitía incluso arrastrarla por tierra.

Los artistas nórdicos dedicaban poesías a "los corceles de las olas" y adornabas las embarcaciones con feroces mascarones de proa.

Un fragmento de Beowulf nos da a entender la gran exaltación del vikingo por su embarcación

Ordeno un bajel hermoso
Equipado y provisto...
Llego la hora de abordarlo; la nave cabalgaba
Las olas del puerto bajo la colina.
Los marinos ávidos montaron a proa;
Las crestas rompían, el mar contra la arena.
En la bodega de la nave estibaron sus arreos,
Armaduras relucientes y equipos de batalla;
Lanzaron el bajel, la barca bien aparejada,
Rumbo a los océanos en gozosa travesía
Sobre olas cabrillantes, velas hinchada
Y espumarajos en el pico, como ave en vuelo
La nave corría...

Varios grandes caudillos fueron enterrados junto con sus naves, otros incinerados junto a ellas, cuando no se disponía de una nave, se incrustaban piedras en el suelo de manera que simularan la forma de una nave.

1 comentario:

angello dijo...

pues se dice que los vikingos llegaron a america antes que Cristobal Colon, y se han descubierto estelas vikingas en america, lo que no se puede negar es que eran magnificos navegantes y guerreros.

saludos carnal.