6.2.07

La Religión de la Roma Antigua (I)

Los hombres de hace 2000 años eran al menos tan inteligentes como nosotros, y sentían las mismas profundas necesidades espirituales, cosa que tal vez nos es difícil de entender debido a la visión lineal progresiva y ascendente del tiempo y a que cada generación sucesiva en un acto de egolatría se cree la culminación misma de la humanidad y que ha llegado a un punto tal que a partir de entonces empezara la decadencia de la raza humana.
Y así por ejemplo vemos hoy día el fenómeno de muchas personas que rechazan las religiones tradicionales en busca de filosofías novedosas, fenómeno que a mi no me parece en lo más mínimo novedoso.

Un ejemplo lo vemos en la religión del antiguo imperio romano que en sus tiempos más primitivos era una religión vacía , sin contenido que se basaba por completo en ritos muy formales y complejos (por rigurosos) en los que no se rogaba a los Dioses sino que se les daba algo a cambio de su favor, todo esto con innumerables fuerzas ocultas, los dioses de las colinas,la vegetación ,los arboles,las hojas,los ríos,las fuentes, los genios de la despensa ,los espíritus de los antepasados ,por nombrar algunos, con el paso de los años el pueblo romano busco religiones que pudieran verdaderamente satisfacer su sed espiritual , por un lado busco las religiones de Oriente llenas de mucha más devoción, como el culto militante a Mitra , en su lucha contra el mal , por otro lado las filosofías bastante complejas algunas atrajeron incluso a los emperadores, destacando por ejemplo el estoicismo y el epicureísmo que buscaba el placer (entendiendo el placer como la ausencia de dolor, aburrimiento o cualquier otro padecimiento) , también se llego a manifestar el sincretismo religioso que asumía que todos los dioses existentes en los diversos pueblos del mundo no eran sino diferentes manifestaciones de un único Dios supremo, preparando así el camino para el cristianismo que con el paso del tiempo logro conquistar el corazón romano con su compleja doctrina y filosofía que alentaba las aspiraciones más altas del hombre.

7 comentarios:

AgitatedSuzieq dijo...

AAttttchís por hoy. Qué denso es Dios!!!!!!!!

mireias32 dijo...

Al final en algo hay que creer... no?

Saludos y click:)

foton dijo...

Efectivamente la esencia de las motivaciones humanas son las mismas que motivaban a un Egipcio del tiempo de los faraones o a un Romano.
No ha cambiado nada. Seguimos siendo los mismos, solo que con tecnologias mas avanzadas.

Saludos.

JP dijo...

Hola !
saludos

La Otra Chilanga dijo...

Bueno, esperemos las siguientes partes... y qué bueno el poema anticlerical de G. Andrade.

Jaypolmx dijo...

Desde que presencié la muerte de personas cercanas a mi, he entendido la necesidad de creer en algo superior a nosotros. Para algunos, claro está.

Saludos

Alberto -Paco- dijo...

EXTRA EXTRA EXTRA NOTICIA DE ULTIMO MINUTO!!

El jurado de los premios 20 blogs tienen sus favoritos!!!

EXTRA EXTRA!!

Escalofriantes detalles en:

http://wwwalbertocardenas.blogspot.com/2007/02/el-espritu-del-concurso-y-el-jurado.html